Despliega el menú
Huesca

Polémica por el destino de las viviendas que se venden en Badaguás

El Ayuntamiento de Jaca advierte de que no está permitido su uso residencial, solo como aparthotel, y la empresa propietaria niega que haya comercializado apartamentos para ese fin

El complejo está formado por edificios de dos alturas y cuenta con 189 apartamentos
El complejo está formado por edificios de dos alturas y cuenta con 189 apartamentos
Laura Zamboraín

El destino de las viviendas que se están vendiendo pertenecientes al aparthotel de Badaguás ha generado este martes una polémica entre el Ayuntamiento de Jaca y la empresa propietaria de los inmuebles (Real State and Investment Holding Mallorca), que ha negado cualquier tipo de irregularidad.

Este grupo inversor inmobiliario de Huesca compró el aparthotel, construido por Fadesa en el antiguo pueblo de Badaguás, cerca de Jaca. Esta urbanización, formada por edificios de piedra de dos alturas, cuenta con 189 apartamentos, además de ocho locales comerciales.

Ante las dudas que les habían trasladado algunos ciudadanos sobre la posible comercialización de los apartamentos de este aparthotel, el consistorio jaqués ha emitido un comunicado para aclarar que esos equipamientos no están destinados a viviendas, y por lo tanto, no se pueden vender como tal.

Así, siguiendo las recomendaciones técnicas del departamento municipal de Urbanismo, precisa que “el uso residencial o de vivienda no está contemplado” para los apartamentos que forman parte del complejo hotelero, que está definido como aparthotel, ubicado en el núcleo urbano de Badaguás, en el espacio correspondiente a lo que era el antiguo pueblo.

Y recuerda que, de hecho, en su última sesión la comisión de Urbanismo acordó informar públicamente de que el núcleo urbano de Badaguás fue rehabilitado con la finalidad de ocuparse y utilizarse como un equipamiento hotelero que, según su inscripción registral, constituye una “única unidad empresarial de explotación bajo la figura de complejo hotelero-apartamentos”. E incide en que las licencias concedidas para la construcción de los actuales edificios lo son para un aparthotel, existiendo ya licencia de funcionamiento para dicho establecimiento.

Por lo tanto, añade el Ayuntamiento, el uso de vivienda o residencia no se encuentra contemplado en el actual marco urbanístico y, en consecuencia, "los apartamentos que se pueden estar ofertando no cuentan ni podrán contar con licencia de primera ocupación", asegura.

Por último, desde el consistorio se advierte de que la conversión de los mismos en viviendas de uso particular supondría una infracción muy grave en materia urbanística, sancionada según la Ley de Urbanismo de Aragón con multas que pueden alcanzar los 300.000 euros.

Sin embargo, Jorge Serrano, administrador de la sociedad Real State and Investment Holding Mallorca S. L., ha asegurado que no han vendido ninguno de los inmuebles como vivienda libre o residencial. "Todas y cada una de las fincas que constan inscritas en el Registro de la Propiedad constituyen fincas registrales independientes, formando parte de un conjunto residencial y así consta en todos los contratos firmados hasta ahora", añade.

En este sentido, el administrador de la empresa recalca que estas propiedades se han vendido a diferentes inversores que han adquirido lotes de una o varias viviendasy que las que todavía siguen siendo de su propiedad se destinarán, una vez rehabilitadas, al alquiler y uso temporal. Por todo ello, rechazan rotundamente cualquier actuación irregular.

Etiquetas
Comentarios