Despliega el menú
Huesca

Los empresarios piden celeridad y financiación para la Huesca-Siétamo

El presidente de la patronal oscense, Fernando Luna, reclama que se cumplan los plazos para finalizar la autovía A-22

Las máquinas trabajan e el movimiento de tierras del tramo de la A-22 entre Huesca y Siétamo
Las máquinas trabajan e el movimiento de tierras del tramo de la A-22 entre Huesca y Siétamo
Verónica Lacasa

El presidente de CEOS-Cepyme Huesca, Fernando Luna, califica de "positivo" el inicio de las obras del tramo carretero Siétamo-Huesca, cuya puesta en servicio permitirá completar la autovía A-22 entre la capital oscense y Lérida. Este martes ya se podía ver cómo las máquinas trabajaban en el movimiento de tierras a lo largo del trazado.

Luna celebra que, por fin, se haya desbloqueado lo que era una reivindicación histórica del mundo empresarial. "El tramo será clave para culminar la autovía y las comunicaciones de corto recorrido con Cataluña", destaca. También ha pedido celeridad en la ejecución de estos 12,8 kilómetros, y que se cumplan los plazos.

Además, el presidente de CEOS, ha reclamado que los Presupuestos Generales del Estado den continuidad a la financiación de estas obras, que tienen un coste de 46,7 millones de euros y un plazo de ejecución de tres años.

Luna insiste en que este último tramo de autovía es, además, muy importante para la unión por carretera de Zaragoza, Huesca, Lérida y Barcelona así como para el eje de las vías rápidas entre Pamplona y Lérida. "Es una importante arteria que debe seguir desarrollándose", apuntó.

También solicita partidas presupuestarias para la ejecución de los tramos pendientes de la A-21 y A-23. "La provincia tiene una situación geográfica estratégica, pero precisa de la construcción de las infraestructuras viarias necesarias y también de las ferroviarias". Luna insiste en que hoy "no se entiende el desarrollo empresarial sin una buena red de carreteras"

El presidente de Ceos también señala la importancia de que las obras no se demoren, porque la construcción de la autovía afecta a muchas infraestructuras. "Durante las obras se va a dificultar el acceso a Huesca Norte, a Loporzano o a Montearagón y se van a estropear, para luego reponerlas, líneas telefónicas, zonas de riego, gasoductos, acequias, gaseoductos, líneas de alta tensión o vías pecuarias", comenta. Por ello, considera los trabajos deben ir rápido para evitar que dichas afecciones repercutan negativamente a esas zonas.

Por su parte, el presidente de la Federación de Transportes de Huesca, Luis Laporta, también califica de positivo el inicio de las obras, "después de tantos años de espera". Explica que esta autovía dejará a la provincia de Huesca mejor comunicada y facilitará la conexión por carretera con el norte y el centro de España. "También es necesaria para ir a Francia por el Somport y posibilitará que los conductores ganen en seguridad y rapidez", apunta el empresario.

Etiquetas
Comentarios