Huesca
Suscríbete por 1€

Francia mantiene cerrado el tren Pau-Bedous por los daños causados por las lluvias en la vía

El tráfico se cortó el pasado 16 de julio y se espera que se reabra mañana después de las pruebas que se harán hoy.

La Sociedad Nacional de Ferrocarriles Franceses cambió cien toneladas de balasto.
La Sociedad Nacional de Ferrocarriles Franceses cambió cien toneladas de balasto.
Gerard López (Creloc)

La línea ferroviaria Pau-Bedous (Francia) cumplirá dos semanas cerrada este lunes por los efectos de las copiosas lluvias que afectaron a las vías. Es la primera vez que ocurre algo así en el nuevo tren del valle del Aspe (que integra la futura línea internacional Pau-Canfranc-Zaragoza) ?desde que se reabrió en 2011 (Pau-Olorón) y en junio de 2016 (Olorón-Bedous).

La SNCF (Sociedad Nacional de Ferrocarriles Franceses) suspendió el tráfico el lunes 16 de julio por los daños que la lluvia causó en la vía y por el peligro que podía suponer para los pasajeros, quienes fueron trasladados en autobús.

Está previsto que el lunes, el tren X73500, que después del cierre de la vía se quedó bloqueado en la estación de Olorón, realice sin pasajeros un viaje hasta Bedous para verificar que no hay daños en esa parte. Luego, llegará hasta Pau para comprobar que no hay problemas y se podrá medir así la solidez de las infraestructuras recientemente reemplazadas.

"Si todo está bien, la reapertura del tren será el martes por la mañana. Así nos lo ha comunicado el jefe de la estación ferroviaria de Olorón", explica Gerard López, vicepresidente de Creloc (Comité de Reapertura de la Línea Olorón-Canfranc).

La zona más afectada por las lluvias se encuentra entre las localidades del valle del Aspe de Buzy y Belair, donde se registraron daños en los raíles y en un túnel próximo.

Por eso la SNCF decidió apoyar las vías con nuevos balastos en la parte más perjudicada. Todavía podían verse estos días algunos sacos vacíos de este material en la zona. Se han utilizado alrededor de cien toneladas de balasto para reparar unos 26 metros de vía afectados entre las dos localidades cercanas a Pau.

"Es complicado acceder al lugar donde se produjeron los daños", agregó Gerard López. Este motivo alargó el tiempo que ha permanecido cerrada la vía férrea del valle del Aspe para las tareas de los trabajos de reconstrucción.

Según informó el diario bearnés ‘Sud Ouest’, los problemas que ha provocado las últimas lluvias han perjudicado a las estaciones de los municipios del valle Gan, Buzy, Ogeu, Olorón, Bidos, Lurbe-Saint-Cristaux, Sarrance y Bedous.

Perjuicios turísticos

En las dos semanas de julio que ha permanecido cerrado el tren del valle del Aspe, estaba previsto que los convoyes se utilizaran bastante porque coincidía con la llegada de muchos turistas franceses, que acuden al camino de Santiago por Canfranc, visitan el valle del Aragón o frecuentan el mercado que se celebran los jueves en Bedous. "Este año se nota que hay menos gente en la feria de Bedous", señaló López.

En este tiempo, el tren ha sido sustituido por autobuses que han realizado el mismo servicio parando en las estaciones ferroviarias desde Pau a Bedous.

El vicepresidente de Nueva Aquitania, Bernard Uthurry, comentó en una entrevista a HERALDO que la reapertura generará más visitas turísticas desde el Atlántico francés. "Ahora, en Olorón hay 11.000 habitantes y en verano aumentan a unos 13.000. En el caso de Jaca pasan de 15.000 a 40.000 en esa misma época del año. Esperamos que el tren fomente el turismo local", indicó.

Asimismo, la SNCF ha aprovechado las fechas veraniegas para preparar las obras para construir una desviación de un paso a nivel a la altura de Herrère, próximo a Olorón, por motivos de seguridad. Quieren aprovechar un programa nacional para eliminar estos pasos y mejorar las condiciones de circulación.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión