Huesca

Los Danzantes de Huesca esperan el momento "histórico" de que entre a bailar una mujer

El reglamento interno de la agrupación no hace distinción de género para los nuevos miembros. Tampoco permite que haya reservas para cubrir bajas provisionales, como pedía el mayoral en funciones

Los danzantes, en plena actuación del día 10 de agosto frente a la basílica de San Lorenzo
Rafael Gobantes

La Agrupación de Danzantes de Huesca, uno de los símbolos de las Fiestas de San Lorenzo, espera el momento "histórico" de que entre a bailar la primera mujer en sus cuatro siglos de historia. Así lo aseguró este viernesel secretario de la entidad, Santos Santolaria, quien dejó claro que el reglamento interno no hace ninguna distinción de género para los nuevos miembros que cubran vacantes y que hay varios danzantes en activo que tiene previsto ceder el testigo en un futuro a una mujer de su familia.

"Tradicionalmente siempre habían sido hombres y eso se había ido manteniendo por inercia, pero actualmente no tiene sentido que únicamente puedan ser varones los que entren en la agrupación. Será algo histórico porque será algo nuevo, pero se aceptará con toda normalidad", subrayó Santolaria, quien cree que ese momento está cercano.

Hace diez años ya se abrió el debate dentro de la agrupación sobre la presencia de la mujer y entonces, al estudiar los reglamentos internos que se conservaban desde 1961, llegaron a la conclusión que no se especificaba en ningún caso que tuvieran que ser solo varones "por lo que entendimos que no había que cambiar nada y se quedó que en el momento en que hubiera una mujer propuesta para cubrir una baja, la agrupación lo aceptaría".

Este hito se podría haber producido este año ya si hubiera salido adelante la propuesta que hizo de Francisco San Emeterio, que al pasar a desempeñar las funciones de mayoral en funciones por una baja por enfermedad del titular (Pascual Campo), planteó que su hija ocupara su puesto de forma provisional y "sin adquirir ningún derecho" para que no quedara vacío y que así todos los cuadros de baile (hay seis formado por cuatro danzantes cada uno) estuvieran completos. Sin embargo, la junta rechazó la sugerencia por lo que los tres danzantes que quedan sueltos se rotarán con sus compañeros.

En este sentido, Santos Santolaria quiso aclarar que la negativa a esta propuesta se debe únicamente al cumplimiento estricto del reglamento interno que regula la forma en la que se cubren las altas y bajas en la agrupación. En él, se establece que únicamente podrán entrar un nuevo miembro si previamente hay una baja definitiva. En ese caso, la persona saliente propone a un familiar para que le sustituya y se somete a la asamblea, "que nunca pone ningún problema". Y remarcó en este sentido que si Francisco San Emeterio, por ejemplo, hubiera cursado baja definitiva por cualquier causa este año y hubiera propuesto a su hija para darle el relevo, "habría bailado ya estas fiestas".

Además de no diferenciar entre género, las normas de funcionamiento interno de los Danzantes de Huesca tampoco distinguen entre el grado de parentesco que tiene que tener el danzante que releva al que se retira.

El secretario de los Danzantes recordó que la agrupación actual está compuesta por un mayoral, un danzante para las cintas, un rabadán y otros 24 danzantes que forman seis cuadros de baile. Y cuando hay bajas temporales, como ha ocurrido los tres últimos años con lesiones de algunos miembros en plenas fiestas, solo danzan cinco cuadros.

Al principio había solo 16 danzantes

Pero no fue siempre así ya que en un principio la agrupación solo estaba formada por cuatro cuadros y, de hecho, el palo que se usa en el baile de las cintas solo tiene 16. Sin embargo, a mitad del siglo pasado se decidió aumentar a cinco para asegurar que al menos siempre hubiera cuatro cuadros bailando aunque se produjera alguna baja temporal y en 1990 se añadió el sexto para poder cubrir ausencias imprevistas.

Santos Santolaria aseguró que la propuesta de poder contar con un danzante "de reserva" ya fue puesta encima de la mesa hace años por otros miembros, pero también se desestimó. Aun así, le plantearon a Francisco San Emeterio convocar una asamblea de la agrupación para debatirlo, pero este desistió de su idea.

A este respecto, el secretario insistió en que "ningún danzante, tenga el cargo que tenga, ni sus intereses personales, están por encima de la agrupación y de su reglamento interno".

Un ensayo general y seis actuaciones

La Agrupación de Danzantes prepara ya el último ensayo antes de San Lorenzo que tendrá lugar el martes 7 de agosto, a las 20.30, en el patio del colegio Pío XII con entrada libre. Ya durante las fiestas tendrán seis actuaciones más. Arrancarán, como es tradicional, el 10 de agosto a las 8.30 en la plaza de San Lorenzo, donde este año se guardará un minuto de silencio por los cuatro antiguos danzantes fallecidos: Antonio Escartín Lacoma, Juan Andreu Cazorla y los hermanos ‘Fortico’ Lorenzo y Jesús Ara Lacort.

El día 11 tendrán cuatro actuaciones en la Fiesta del Comercio, en la residencia Saturnino López Novoa y en la del IASS, y en el barrio de María Auxiliadora. Y se despedirán como siempre en la Ofrenda de Flores y Frutos a San Lorenzo del día 15.

Etiquetas
Comentarios