Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

Agentes de Aragón y Cataluña buscan con perros el rastro del oso del valle de Castanesa

El viernes realizaron un servicio conjunto para inspeccionar los indicios del animal salvaje, en colaboración con los ganaderos que sufrieron el ataque

José María Cortinat (a la izquierda), que se enfrentó al oso, ayer junto a un forestal.
José María Cortinat (a la izquierda), que se enfrentó al oso, ayer junto a un forestal.
Asociación AAPNA

Agentes de Protección de la Naturaleza (APN) del Gobierno de Aragón y sus colegas del Consejo del Valle de Aragón intentan seguir el rastro que dejó el oso que el pasado miércoles atacó a dos rebaños en Castanesa (Montanuy). Uno de los ganaderos, José María Cortinat, se lo encontró de frente y consiguió espantarlo. Al otro, Miguel Morillo, le ha matado dos ovejas.

Los agentes forestales de las dos administraciones realizaron el viernes un servicio conjunto para inspeccionar indicios del animal salvaje con el apoyo de una unidad canina del valle de Arán, donde hay una importante presencia de la especie, y con la colaboración de los ganaderos. Estuvieron en los lugares donde fue avistado y donde mató a las reses. El primero a media hora andando del pueblo de Castanesa, pero el segundo a solo 50 metros de esta pequeña localidad. 

Agentes de Aragón y Cataluña trabajan juntos para buscar el rastro del oso

Unidad canina del valle de Arán desplazada a la zona de Castanesa donde se produjeron los ataques. Asociación AAPNA

Miguel Morillo descubrió el viernes el cadáver de otra oveja, además de la que apareció devorada en un primer momento. "Mi hermano la ha encontrado entre unos zarzales. Y luego hay ovejas preñadas que quizá aborten", asegura. Este ataque hizo que el rebaño se dispersara. «Fue precisamente José María Cortinat quien se dio cuenta. Enseguida pensó que algo había pasado. Ahora nos han quedado los nervios y una sensación de inseguridad. ¿Quién nos dice que no está cerca, escondido en el bosque?, se preguntaba.

La alcaldesa de Montanuy, Esther Cereza, duda de si es una incursión esporádica de un oso llegado del valle de Arán. "Es posible que lleve mucho tiempo aquí porque es un municipio muy grande, con 17 núcleos y despoblado. Que no nos convenzan de que el único ejemplar que hay en la Ribagorza es Sarousse, porque tenemos más osos", declaró en alusión a la fuerte presión que existe desde Francia y Cataluña, donde la especie se reproduce a partir de los animales que se soltaron procedentes de Eslovenia. Pide que el Ayuntamiento sea informado, "para avisar a los pastores y que estos puedan tomar medidas". Según Cereza, en el cercano valle de Arán, los ataques son muy frecuentes desde que el oso dejó de hibernar en primavera. "¿Esto lo queremos nosotros en la Ribagorza?", se pregunta.

En el Pirineo central, y más concretamente en la comarca de la Ribagorza, los ataques han llevado casi siempre la firma de Sarousse , liberada en Francia pero que decidió acomodarse en el macizo del Turbón. Sin embargo, desde Cataluña están llegando últimamente otros ejemplares. El año pasado hubo un ataque en el valle de Salenques, en Aneto, también en el municipio de Montanuy, que se cree que no fue causado por ella, sino por otro ejemplar que pudo venir ocasionalmente del valle de Arán, como ha podido ocurrir en esta ocasión. Además, también en 2017 hubo dos indicios confirmados de presencia del oso en la comarca del Sobrarbe, seguramente de un animal que suele estar en la cara norte del túnel de Bielsa, confirmando que ejemplares de Francia o el valle de Arán hacen incursiones esporádicas.

Los técnicos del Gobierno de Aragón han reconocido que «sí parece que haya más movimientos», lo cual es lógico porque la población de osos va creciendo en la zona central, donde ya hay censados más de 40 ejemplares.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión