Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

Localizado un pantalón del joven de Graus desaparecido en el río

El capitán de la Guardia Civil que dirige el operativo ha solicitado refuerzos que este miércoles se incorporarán a la búsqueda

Los buzos están rastreando el río con ayuda de los bomberos
Los buzos están rastreando el río con ayuda de los bomberos
Ángel Gayúbar

La Guardia Civil ha suspendido al caer la zona el dispositivo de búsqueda del joven desaparecido este sábado, 23 de junio, tras caer su coche al río Ésera, a su paso por la localidad oscense de Graus, sin obtener por el momento resultado positivo. El operativo es prácticamente idéntico al de días anteriores. Sí se ha podido localizar el pantalón y un faro del vehículo en un área delimitada de búsqueda del cauce, frente al centro de salud. Esta zona se peinará este miércoles con los buzos, ya que se trabaja con la hipótesis de que esté en el fondo.

El responsable de la operación, el capitán Arturo Notivoli, ha solicitado refuerzos de los GEAS a Madrid y se incorporarán más buzos para sumarse a los cuatro que ya hay. Además, trabajan en el operativo dos zodiac de la Guardia Civil y Bomberos de la Ribagorza, y tres patrullas de Seguridad Ciudadana. El helicóptero de rescate ha seguido rastreando el cauce entre el punto del accidente y la presa de Barasona.

Desde la dirección del operativo se valora especialmente la posibilidad de poder contar con este helicóptero tanto por la visión generalizada del entorno que permite como por el hecho de que el movimiento de sus aspas levanta un viento considerable que mueve la densa vegetación de las riberas.

No obstante, los trabajos se siguen viendo dificultados tanto por el enorme caudal que soporta estos días el río, que ha aumentado hoy su nivel a los 45 metros cúbicos por segundo frente a los 40 de ayer, como por la frialdad de las aguas que condiciona tanto el trabajo de los buzos como el del resto de los integrantes de un operativo que está trabajando al límite y que cuenta con el apoyo de voluntarios locales conocedores del cauce que, muchos de ellos en piragua, se han sumado estos días al rastreo de orillas y recovecos de los nueve kilómetros del Ésera entre el lugar del accidente y la presa del pantano.

Varios de los puntos del cauce están recibiendo una atención especial. Así, tanto ayer como hoy los buzos siguen rastreando con especial dedicación el lugar del siniestro ya que en sus inmediaciones se encuentra la conocida como Gorga de los Caballos, una poza arremolinada de notable profundidad. También se está actuando en el puente de Capella, donde se han detenido los testigos lanzados al río con similar forma y peso que el accidentado para reproducir posibles itinerarios de su cuerpo y en el punto donde convergen las aguas del Ésera y del Isábena, porque allí aparecieron una zapatilla del joven y los asientos traseros del coche accidentado.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión