Despliega el menú
Huesca

El desierto monegrino, recomendado por Air France en su revista

Los viajeros de la compañía han podido conocer el Hotel Cueva, situado en el aeródromo de Tardienta.

Vista aérea del Hotel Cueva de Tardienta.
Vista aérea del Hotel Cueva de Tardienta.
Hotel Cueva

“Paisajes dignos de westerns en Aragón”, así presentan las vistas que ofrece el desierto de Los Monegrosen la publicación que durante el mes de mayo han repartido en los aviones de Air France a sus viajeros. A muchos metros de altura y sin unas gran oferta de distracciones, esta revista supone toda una ventana a destinos de postal, quizás para la planificación del siguiente viaje. Y entre sus páginas, bajo el título ‘Cuatro sitios naturales extraordinarios en Europa’, la compañía presenta una selección de lugares poco conocidospara lo espectacular de sus vistas, entre los que se ha colado el árido paisaje del sur de la provincia de Huesca. Un acantilado en Sicilia, las cristalinas aguas del río Verdon en Niza, los secretos que esconde el lago Gruner See a tres horas de Viena acompañan a las increíbles formas del desierto monegrino en las páginas de esta revista, recomendando concretamente el Hotel Cueva de Tardienta, como lugar único.

Su propietario, José Manuel Ayuda, define como “un orgullo” que en la compañía hayan pensado en su singular establecimiento, aunque lamenta el grave error cometido por los encargados de la publicación, ya que para ilustrar la información han elegido una foto de los Mallos de Agüero, que poco tiene que ver con la estampa monegrina. “Les envíe algunas fotos del hotel, pero la calidad que ofrecían no debía ser suficiente, y optaron por buscar otra, aunque se equivocaron”, relata.

Porque aunque puede haber cierta semejanza con la foto mostrada en lo sorprendente de las formas que ha dejado la erosión en el paisaje, en conjunto poco tienen que ver los dos lugares. “Esculturas de roca monolíticas y gigantescas, conocidas como torrolones, surgen de los barrancos excavados a partir de siglos de erosión. A lo largo de las estribaciones puedes explorar los paisajes que parecen sacados directamente de un episodio de la Fox. Los buitres circulan por encima de este laberinto rocoso, que es testigo del paso del tiempo”, así describe la publicación el entorno en el que se enclava el Hotel Cueva, en el que garantiza “una experiencia inolvidable”, recordando que se trata de un hotel excavado en una ladera de la montaña, con una decoración inspirada en Oriente en sus habitaciones.

El hotel se encuentra junto al aeródromo de la localidad, que también gestiona Ayuda, y es visitado por muchos pilotos de Air France con naves pequeñas para la práctica deportiva. Esta es el motivo que el propietario encuentra a que hayan pensado en el lugar para la publicación. “Buscaban paisajes y también hoteles distintos, en los que pensaron que debíamos encajar”, comenta Ayuda a la hora de buscar el motivo que habían llevado a un periodista francés a ponerse en contacto con él.

Pero por encima de las razones, lo considera una oportunidad increíble para poner en el escaparate su pequeño hotel de ocho habitaciones. “Al final la revista ha cruzado el mundo y ha sido mucha la gente que lo ha visto, con la dirección y el teléfono allí”, dice. Porque el establecimiento es de los pocos que no se encuentran en los portales de viaje. Algo que, asegura, le permite controlar mejor los clientes y poder mantener así el aire selecto que tiene el pequeño establecimiento, que continuamente se utiliza para la grabación de películas y videoclips. Por ejemplo, recientemente acogía un evento de la marca de motos Triumph con expertos llegados de todo el mundo.

De hecho, y antes incluso de aparecer en la publicación de Air France, cada vez es mayor la clientela internacional que recibe el establecimiento. Además, el Hotel Cueva aparece en uno de los libros para aprender español editados por Cambrige Institute, como ejemplo en una de sus actividades, en torno a la que se realizan preguntas. Aunque Ayuda también lamenta que hay un error en una de la imágenes, que no hacen justicia al espectacular paisaje en el que se encuentra su original establecimiento.

Etiquetas
Comentarios