Despliega el menú
Huesca

El camino inverso al de la comitiva fúnebre de Alfonso el Batallador

Una andada popular reivindica el castillo de Montearagón como panteón de reyes, en el 175 aniversario del traslado de los restos del monarca aragonés

Los participantes, en los claustros de la iglesia de San Pedro el Viejo, de donde ha partido la andada
Los participantes, en los claustros de la iglesia de San Pedro el Viejo, de donde ha partido la andada
Rafael Gobantes

El municipio de Quicena, en el que está enclavado el castillo de Montearagón, ha querido reivindicar el papel de este monumento como panteón de reyes aragoneses. Y lo ha hecho en la mañana de este domingo con una andada popular que ha enlazado la iglesia de San Pedro el Viejo y la fortaleza, los dos lugares de reposo de los restos de uno de los monarcas más ilustres, Alfonso el Batallador.

A pesar de la lluvia, la convocatoria ha sido un éxito. Según ha justificado el alcalde, Javier Belenguer, el acto se ha querido hacer recorriendo el camino inverso al del rey. Alfonso el Batallador estuvo más de 700 años enterrado en Montearagón, pero su cuerpo se llevó a Huesca con motivo de la desamortización de Mendizábal para que reposara en San Pedro el Viejo. Precisamente se cumplen 175 años del traslado.

Quicena ha llevado adelante distintas iniciativas para conseguir la inclusión del castillo dentro de la ruta de pantones reales anunciada por el presidente aragonés Javier Lambán, que inicialmente solo contemplaba la iglesia de San Pedro el Viejo y los monasterios de San Juan de la Peña y Santa María de Sijena. «Hemos enviado cartas y hemos solicitado reuniones al presidente Lambán. No hemos obtenido respuesta alguna, ni a favor ni en contra, ni ningún gesto, pero por eso no vamos a cejar en nuestro empeño», ha dicho el alcalde.

El Ayuntamiento de Quicena justifica que, aunque actualmente no cobija a ningún rey, tampoco lo hace SijenaEl próximo 24 de junio se va a proceder a la reinhumación de los restos de los monarcas aragoneses Ramiro I, Sancho Ramírez, Pedro I y otros miembros del linaje real en el panteón del monasterio de San Juan de la Peña, después de la investigación genética realizada con ellos en la Universidad de Zaragoza.

El presidente Lambán anunció en enero en Huesca que Aragón pondrá en marcha este año una ruta cultural y turística para potenciar los tres panteones reales «para fundamentar históricamente el orgullo de ser aragonés en el siglo XXI». En esa ocasión, el presidente definió a Alfonso I El Batallador como "uno de los monarcas más importantes de la reconquista de la Península y uno de los constructores del reino de Aragón».

Hechos históricos que se quieren poner en valor con esta nueva ruta que enlazará San Pedro el Viejo con San Juan de la Peña, donde se guardan los restos de Ramiro I, Sancho Ramírez y Pedro I, y también con Santa María de Sijena , donde en su día también reposaron los restos de Pedro II El Católico.

Etiquetas
Comentarios