Despliega el menú
Huesca

El ataque a un rebaño de Tardienta fue obra de perros asilvestrados y no del lobo

Así lo determinan las necropsias practicadas a los animales muertos, una oveja y una cabra.

La cabra tenía una herida en el cuello
La cabra tenía una herida en el cuello
Heraldo

El ataque sufrido la madrugada de este jueves por una explotación ovina de Tardientafue obra de uno o varios perros asilvestrados y no del lobo. Así lo indica la necropsia practicada a los dos animales hallados muertos, una cabra y una oveja, según han indicado fuentes del Gobierno de Aragón.

El estudio forense, que ha sido desarrollado por los técnicos del centro de recuperación de La Alfranca (Zaragoza), subraya la existencia de "una gran cantidad de mordiscos dispersos en espalda, cuello y mandíbula", que, de acuerdo a las mismas fuentes, señalan al perro como autor, ya que el lobo suele matar de una única mordedura que provoca la asfixia del animal.

Durante el pasado mes de abril, ya ocurrió algo similar también en Tardienta, donde un ataque inicialmente atribuido al lobo y que se saldó con la muerte de cuatro ovejas y una cabrita fue obra de perros salvajes, según los resultados de las necropsias.

Los dos rebaños atacados se encontraban protegidos por un pastor eléctrico y ubicados en una zona de monte ubicada dentro del término municipal de Tardienta, justo en el linde con Leciñena, el municipio monegrino más castigado por la presencia del lobo. Por este y otros motivos, los ganaderos afectados pensaron que había sido obra del depredador, al que los profesionales del sector atribuyen alrededor de 300 muertes, una cifra diferente a la que ofrece la administración.

De hecho, a lo largo del último año, según los datos del Gobierno de Aragón, los perros abandonados o perdidos han sido los autores de la muerte de más de 226 cabezas de ganado ovino solo en ataques que inicialmente se atribuían al lobo. Frente a ello, este último depredador solo aparece como responsable de un máximo de 117 bajas.

El último ataque de lobo registrado de forma oficial tuvo lugar el pasado mes de mayo en otra localidad monegrina, Farlete, donde murieron tres reses.

Etiquetas
Comentarios