Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

Urbanismo aprueba la recalificación de las 17 hectáreas que necesita el matadero de Binéfar

El Consejo Provincial dio ayer el visto bueno definitivo, aunque todavía habrá que esperar a julio para otorgar la licencia de obras.

Las lluvias alteran los trabajos de movimiento de tierras. Las intensas precipitaciones registradas en los últimos días han convertido en una piscina los terrenos donde el grupo Pini levantará el matadero y han alterado el calendario de trabajo para realizar el movimiento de tierras y los muros perimetrales.
Urbanismo aprueba la recalificación de las 17 hectáreas que necesita el matadero de Binéfar
Rubén Coll

El proyecto para construir el gran matadero de Binéfar, con 1.600 empleos y 70 millones de euros de inversión, dio ayer un paso importante con la aprobación definitiva de la recalificación de 17 hectáreas de suelo. El Consejo Provincial de Urbanismo aprobó por unanimidad la modificación del Plan General de Ordenación Urbana para que los terrenos adquiridos por el grupo Pini, a través de la empresa promotora Litera Meat S. L., pasen de la consideración de superficie agrícola de secano a suelo urbanizable de uso industrial.

La decisión del órgano colegiado se adoptó por unanimidad, según confirmó el director general de Urbanismo del Gobierno de Aragón, Carmelo Bosque. La modificación se había sometido al procedimiento de información pública y se habían emitido informes sectoriales de diversas administraciones, como Protección Civil, el Instituto Aragonés de Gestión Ambiental (Inaga) o el Instituto Aragonés del Agua.

A la vista de los análisis técnicos favorables, se acordó aprobar con carácter definitivo la modificación del PGOU, lo que supone habilitar 145.000 metros cuadrados para la instalación, de los cuales 70.000 son edificables. El resto, hasta los 177.826, corresponden a viales, zonas verdes y equipamientos.

Tan solo se han marcado unas prescripciones de poca importancia, como que la balsa de más de 100.000 metros cúbicos para almacenamiento de agua se incluya en el proyecto de urbanización y vaya acompañada de un plan de seguridad. "Todas son menores y en ningún caso impiden que el acuerdo de aprobación definitiva sea efectivo y que por lo tanto prosigan los trámites", declaró el director general.

Permiso para trabajos previos

Cabe recordar que el empresario italiano no ha esperado a contar con la licencia municipal de obras para arrancar los trabajos, iniciados hace unas semanas. El Ayuntamiento le abrió un expediente y ordenó parar los trabajos, aunque puede continuar con el movimiento de tierras y la construcción de los muros perimetrales, para los que sí tiene concedidos permisos.

La licencia definitiva todavía tendrá que esperar a la aprobación de los proyectos de reparcelación y urbanización, de competencia municipal, y a la autorización ambiental integrada del Inaga. Este organismo emite dos informes, uno relativo a la modificación del PGOU y otro sobre el impacto de la actividad de la industria cárnica.

El Ayuntamiento de Binéfar confía en poder tener todos los trámites listos a principios de julio para otorgar la licencia de obras. De momento, la empresa puede seguir trabajando en el solar gracias a las citadas autorizaciones. Según explicó el concejal de Urbanismo, Daniel Isábal, los proyectos de reparcelación y de urbanización están listos para salir a exposición pública durante un mes. "Todo avanza tan rápido como puede ir la administración, pero más lento de lo que quisieran los propietarios", comentó.

La consejera de Economía, Industria y Empleo del Gobierno de Aragón, Marta Gastón, aseguró recientemente que los trámites se están agilizando y se completarán en la fecha prevista, el mes de junio. También dijo que la autorización del Inaga se está llevando a cabo de forma paralela y quedará aprobada antes de que acabe todo el expediente urbanístico municipal.

En la primera fase, la nueva empresa agroalimentaria ofrecerá entre 600 y 700 puestos de trabajo. Además, el abastecimiento de cerdos se realizará de explotaciones que se encuentren a un máximo de 200 kilómetros, lo que supondrá un impulso para los criadores del territorio. Durante la primera fase se sacrificarán 10.000 animales al día, pero durante la segunda fase, que esperan que esté finalizada en 2020, la cifra aumentará hasta los 30.000 cerdos, y el empleo se multiplicará.

Al mismo tiempo que Binéfar se prepara para la llegada de la gran industria, también lo hace la comarca de la Litera, con la elaboración de un censo de viviendas para albergar a los trabajadores. La idea es que los pueblos capten entre el 30 y el 40% de las nuevas familias.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión