Huesca
Suscríbete por 1€

Aumenta un 40% el número de mujeres maltratadas atendidas por Cruz Roja

La ONG presenta su memoria de actividades del año pasado, en el que ayudó a 1.531 personas en situación de vulnerabilidad

Una mesa informativa de Cruz Roja
Una mesa informativa de Cruz Roja
Víctor Ibáñez

La Cruz Roja de Huesca atendió a través de su Servicio de Protección para Víctimas de la Violencia de Género a 79 mujeres en 2017. Esta cifra supone un importante incremento, de más del 40%, respecto a los 56 casos del año anterior. Está basado en la utilización de tecnologías de telefonía móvil y telelocalización, y ofrece a las usuarias, que cuenten con una orden de protección, una atención inmediata las 24 horas del día, los 365 días de la semana.

Es uno de los datos de la memoria de actividades de la entidad correspondiente a 2017, que han presentado este martes el presidente y el coordinador provinciales, Antonio Vallés y Sigfro González. Este último ha comentado que además de poner a su disposición la tecnología se apoya a las víctimas con medidas complementarias de soporte emocional.

El servicio a mujeres en dificultad social es solo uno de los que presta la ONG. Una de sus principales líneas de actuación está centrada en la atención a las personas en situación de vulnerabilidad, con la cobertura de sus necesidades básicas de alimentación, higiene personal y del hogar, vestido, adquisición de productos sanitarios y gastos derivados de la vivienda (recibos de luz, agua, gas…).

Durante el 2017 apoyó a 1.531 personas de ese colectivo en la provincia. La mayoría (824) recibieron ayuda de alimentación y otros productos de primera necesidad. Le siguen los que se beneficiaron de material didáctico y escolar, meriendas y desayuno o juguetes (387). Las ayudas de carácter sanitario (medicamentos, parafarmacia, óptica, ortopedia, audífonos y bucodental) llegaron a 199 personas.

“Antes pedían ayudas para comer. Ahora, sobre todo las necesitan para comprar medicinas o unas gafas para un hijo”, ha señalado Sigfro González. Durante los años de la crisis se dispararon las necesidades de alimentación. Era casi una emergencia social, según Cruz Roja. Más tarde, se pasó de los botes de garbanzos y los paquetes de arroz a demandar alimentos frescos. “Luego, a las angustias porque la gente podía perder su casa o no podía encender la calefacción. Seguimos hablando de pobreza energética, pero no de las cifras de años atrás”, ha señalado el coordinador de Cruz Roja Huesca.

En cuanto a los inmigrantes atendidos, la cifra había bajado de los 800 de años atrás a 372 en 2016, debido al retorno de muchos de ellos a sus países de origen, pero en 2017 se recuperó ligeramente hasta 413. Cruz Roja ayudó también a menores con familias en dificultad social (175), prestó apoyo escolar con material, meriendas o becas (322), y también llegó a mayores (3.787) y discapacitados (740).

En el caso de las personas de mayor edad, además del servicio de ayuda a domicilio complementaria, tiene una red social (Enréd@te) que promueve la participación social para evitar la soledad y desarrolla medidas de envejecimiento saludable. Un programa pionero, que actualmente llega a 17 personas, es el de localización (Lope), que ofrece a los cuidadores de mayores con deterioro cognitivo un servicio a través del cual se puede conocer la ubicación de la persona, avisando de su entrada en zonas peligrosas o no seguras. El dispositivo se lleva facilmente en el cinturón y permite que tengan libertad para poder pasear, pero manteniendo una vigilancia.

El plan de empleo de Cruz Roja de Huesca atendió a 528 personas con dificultades de inserción laboral. Se contactó con 107 empresas. El ratio de inserción es del 57%. Hubo 29 hombres y 106 mujeres que pudieron firmar un contrato después de muchos años sin trabajar.

Uno de los papeles más visibles de Cruz Roja es el de socorro y emergencia. Los cambios en el decreto de espectáculo dispararon las atenciones, de forma que en 2017 hubo 1.539 servicios preventivos, la mayoría para actos deportivos (725), pero también para otros culturales y sociales (474), fiestas patronales y locales (80) y espectáculos y conciertos (260). En ellos asistió a 2.000 personas.

En cuanto al voluntariado, según Sigfro González, cada vez se pide un perfil más específico de voluntarios. En Cruz Roja Huesca hay 1.844, de los que 1.122 son mujeres.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión