Huesca
Suscríbete por 1€

Denunciados dos menores por matar a un pato a palos en el parque de Huesca

La Policía Local les pilló infraganti junto al tablón de madera que habían empleado en el estanque central del Miguel Servet gracias a la colaboración ciudadana

Un pato en el parque Miguel Servet de Huesca
Un pato en el parque Miguel Servet de Huesca
Pedro Etura

Agentes de la Policía Local de Huesca, gracias a la colaboración ciudadana y su rápida intervención, sorprendieron el viernes por la tarde en el estanque central del parque Miguel Servet a dos jóvenes menores de edad junto al cadáver de un pato que habitaba en este espacio y al que acababan de apalear hasta matarlo.

Según han informado desde la Policía Local, sobre las 15.30 fueron avisados de los hechos y pillaron in fraganti a los dos menores, que fueron identificados por testigos como los autores del maltrato y muerte de dicho animal. Junto al cadáver del pato, cuidado habitualmente por los operarios municipales, encontraron además el instrumento que habían empleado para apalearlo, que al parecer era un tablón de madera.

Los autores del hecho fueron trasladados hasta el cuartel, desde donde informaron de lo ocurrido a sus padres con el fin de ponerlos bajo su custodia, así como a la Fiscalía de Menores con el objeto de que, si así procede, adopte las medidas oportunas.

Desde la Policía Local han querido recordar que, además de constituir este tipo de acciones "un hecho irracional e inhumano", suponen la comisión de un delito penal castigado con penas de prisión (de 6 a 18 meses) e inhabilitación especial (de 2 a 4 años) para el ejercicio de profesión, oficio o comercio que tenga relación con los animales y para la tenencia de los mismos. No obstante, en este caso al ser menores podrían ser inimputables.

En abril, un pato herido por un perdigonazo

La concejala de Medio Ambiente, Carmen García, ha denunciado los hechos y ha recordado que hace poco más de un mes se produjo otro caso de maltrato animal ya que unos jóvenes fueron vistos por la tarde en el parque Miguel Servet disparando con una pistola de balines a un pato. El animal fue alcanzado por un perdigonazo y aunque los operarios municipales fueron a buscarlo para llevarlo al veterinario, no lo encontraron. Al parecer, en ese caso la herida debió ser leve. Los supuestos autores no pudieron ser identificados ya que los testigos solo lo denunciaron a través de las redes sociales.

En el parque Miguel Servet de Huesca habitan alrededor de unos 40 patos que reciben alimentación y cuidados diarios por parte del personal de área de Medio Ambiente. Además, en caso de alguna enfermedad, también son trasladados a un veterinario.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión