Despliega el menú
Huesca

Pini arranca las obras del gran matadero de Binéfar sin esperar a tener la licencia

El Ayuntamiento ordenó sin éxito paralizar los trabajos de construcción de la industria cárnica, con 1.600 empleos, hasta que se completen los trámites urbanísticos

Trabajos en los terrenos adquiridos por Pini para el matadero
Trabajos en los terrenos adquiridos por Pini para el matadero
Rubén Coll

Piero Pini, el empresario italiano que proyecta un gran matadero en Binéfarcon 1.600 empleos, esperaba tener en mayo la licencia de construcción. Los trámites urbanísticos se demoran y todavía no la ha conseguido. Pero esto no ha sido obstáculo para que haya iniciado las obras. El Ayuntamiento le ha ordenado la paralización de los trabajos, por no tener la oportuna autorización, pero la actividad continúa.

Desde hace varias semanas, la empresa italiana está ejecutando obras en los terrenos que adquirió a las afueras de Binéfar. El consistorio le mandó un requerimiento el pasado 4 de mayo. Daniel Isabal, concejal de Urbanismo, ha reconocido que “cuando tuvimos constancia de que la empresa estaba iniciando las obras, abrimos el expediente”. Sin embargo, la maquinaria y los operarios siguen trabajando en la construcción. “No hay tradición en la Administración de hacer una paralización de obras, por lo que el proceso se puede demorar”, admitía el concejal.

Por su parte, la empresa no cree que esté actuando al margen de la ley. Solicitó el permiso para iniciar las obras y le fue desestimado, pero entiende que esta orden del alcalde no es firme y que cabe la posibilidad de seguir adelante.

El informe del Área de Disciplina Urbanística del Ayuntamiento de Binéfar sobre la ejecución de las obras sin licencia, que lleva fecha del 2 de mayo, concluye que se deberá proceder “al cese definitivo” de los trabajos “que exceden a las licencias concedidas” al ser incompatibles con la normativa, ya que los permisos están suspendidos en ese área mientras se tramita la recalificación de los suelos de uso rústico a urbanizables, actualmente en curso y emprendida precisamente para que el Grupo Pini, a través de la empresa Litera Meat, promotora del proyecto, pueda construir la factoría.

El documento dice textualmente que “resultan incompatibles con la ordenación vigente por la actual suspensión de licencias en el ámbito de la modificación aislada número 33” y, según las previsiones de la legislación y el planeamiento urbanísticos, “no se pueden conceder ni legalizar las citadas obras en curso de ejecución”. Añade que, una vez aprobada la modificación del PGOU, podrían ser legalizadas, con el oportuno trámite de la licencia urbanística.

El PP de Binéfar ha denunciado a través de Twitter que las obras del nuevo matadero “continúan a buen ritmo, a pesar de no tener licencia”. Según este grupo, ha sido su intervención la que ha obligado a paralizar legalmente las obras “y que se cumpla la Ley”, a pesar de lo cual el equipo de gobierno de Cambiar Binéfar y PSOE “permite que continúen las obras ilegales”.

El macromatadero Litera Meat tiene previsto abrir el proceso de selección de personal este mismo mes. También para mayo esperaba recibir la licencia de obra para poder comenzar con la construcción, según confirmó el mismo Piero Pini , propietario del nuevo matadero. "Nos encontramos a la espera de la licencia, pero confío en que en mayo podamos arrancar", anunció hace unos días.

En la primera fase, la nueva empresa agroalimentaria ofrecerá entre 600 y 700 puestos de trabajo, de los cuales la mayoría se pretende que sean de la Litera y alrededores. Aunque se estimaba que la primera fase estaría lista para 2019, Piero Pini confirmó que "esperamos que a finales de este año podamos comenzar la actividad". También dijo que habrá veinte empresas involucradas en la construcción y en dos turnos para que todo vaya lo más rápido posible.

Además, el abastecimiento de cerdos se realizará de explotaciones que se encuentren a un máximo de 200 kilómetros, lo que supondrá un impulso para los criadores del territorio. Durante la primera fase se sacrificarán 10.000 animales al día, pero durante la segunda fase, que esperan que esté finalizada en 2020, la cifra aumentará hasta los 30.000 cerdos, y el empleo se multiplicará.

Etiquetas
Comentarios