Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

Huesca recuerda con una calle al magistrado del Supremo Cecilio Serena

Al acto han acudido el presidente del TSJA, Manuel Bellido, y el expresidente de Aragón Hipólito Gómez de las Roces

La viuda, María Angeles Puig, y el alcalde, Luis Felipe, descubren la placa
La viuda, María Angeles Puig, y el alcalde, Luis Felipe, descubren la placa
Heraldo.es

"Cecilio Serena sí fue profeta en su tierra". Con estas palabras del alcalde de Huesca, Luis Felipe, se ha abierto el homenaje que la ciudad le ha rendido al magistrado Cecilio Serena, fallecido en 2011, que fue presidente de la Audiencia de Huesca (cargo que ahora ocupa su hijo Santiago) y juez del Tribunal Supremo. Durante el acto se ha descubierto una placa en honor de Serena, que da nombre a la ronda que une la avenida de Doctor Artero con el paseo de Lucas Mallada. Curiosamente, en ella hay un puente diseñado por otro de sus hijos, Leopoldo.

El alcalde ha abierto el acto, al que han acudido su viuda, Mª de los Ángeles Puig, sus hijos y otros miembros de su familia, así como numerosos representantes políticos y de la judicatura. Entre ellos han estado el presidente del Tribunal Superior de Justicia de Aragón, Manuel Bellido; o el expresidente del Gobierno de Aragón y abogado, Hipólito Gómez de las Roces. 

Serena, que ya en 1982 fue nombrado Hijo Predilecto de la Ciudad y ese mismo año fue mantenedor de las fiestas de San Lorenzo. Trabajó como juez en varias localidades de la provincia, llegó a presidente de la Audiencia, pero además su trayectoria profesional lo llevó al Tribunal Supremo, " sin que por ello perdiera sus raíces y su compromiso con Huesca". Para el alcalde, "es de justicia" que la ciudad le hiciera un reconocimiento. Luis Felipe ha recordado que su nombramiento como magistrado de la Sala Primera del Tribunal Supremo fue el primero que se efectuó por el procedimiento previsto en la Constitución de 1978 y ha subrayado su aportación al derecho foral, como miembro de la Comisión de Juristas nombrada por la Diputación General de Aragón para adaptar la compilación del Derecho Civil de Aragón a la Constitución Española. Pero su papel no se quedó en el trabajo jurídico. Fue un estudioso de los regadíos y de la figura de Costa y también dirigió e impulsó el Instituto de Estudios Altoaragoneses. También medió ante la duquesa de Villahermosa para que Ibercaja pudiera adquirir y rehabilitar el palacio donde hoy tiene su sede social y cultural.

El alcalde de Huesca ha destacado que el espacio elegido en homenaje a Cecilio Serena se sitúa entre dos calles dedicadas también a oscenses relevantes, como son el doctor Manuel Artero y el polifacético Lucas Mallada, con el puente dedicado a Pedro Lafuente como elemento de referencia.

Por parte de la familia ha tomado la palabra su hijo Lorenzo Serena, que ha mostrado su agradecimiento a los colectivos institucionales, de magistrados, abogados y procuradores que promovieron la dedicatoria de una calle a su padre y especialmente al expresidente del TSJA, Fernando Zubiri, que formuló la solicitud al Ayuntamiento de Huesca. Asimismo, ha mostrado su gratitud a las dos corporaciones municipales, encabezadas por Ana Alós y por Luis Felipe, que han hecho posible este homenaje, acordado en pleno por unanimidad en 2015.

En su discurso, Lorenzo Serena ha recordado la infancia de su padre jugando en las calles de Huesca y cómo llevó a sus hijos cuando eran pequeños a lugares muy reconocibles para los oscenses como la Alberca de Cortes o la Fuente de Marcelo. A amigos como Pedro Lafuente, que da nombre a un puente cercano a la nueva Ronda de Cecilio Serena, o Federico Balaguer, cronista de la ciudad, con los que ideó "proyectos de regeneración para Huesca y la provincia". Ha tenido palabras también para el papel desempeñado por su madre, María de los Ángeles Puig, en la que delegó muchas cosas para dedicarse "a escuchar y atender a todos".

El presidente del Tribunal Superior de Justicia de Aragón ha destacado que es "un orgullo" para los jueces "que a una persona de tanta relevancia le hayan concedido una calle, que además no suele ser muy frecuente en el ámbito judicial”. “Dejó una impronta como jurista y como persona”, ha añadido. Por su parte, Hipólito Gómez de las Roces se ha referido al acto hablando de que "lo más importante de la democracia es lo que tenemos todos en común, no lo que nos separa, y este alcalde socialista lo demuestra día a día, y a mí me enorgullece recordarlo cuando yo no soy socialista sino regionalista".

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión