Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

El cierre del Monrepós se ceba con los comercios de la zona

Fomento ha anunciado la apertura del paso provisional para este sábado

Un cartel avisa del cierre en la panadería La Nave.
Un cartel avisa del cierre en la panadería La Nave.
C. I.

“Nosotros vivimos del que pasa, si no pasa nadie estamos vendidos”. Así de contundente se muestra Yolanda Alonso, propietaria de la panadería La Nave, uno de los comercios que se ha visto obligado a cerrar sus puertas tras el hundimiento de la calzada en el Monrepós del pasado viernes que provocó el corte de la carretera N-330, el principal acceso al Pirineo aragonés.

Fomento ha anunciado que la apertura de la vía se producirá el próximo sábado, aunque los comerciantes afectados manifiestan sus dudas, y aseguran que han tenido que asumir unas pérdidas económicas “muy elevadas”. “El viernes estábamos en la panadería y notamos que, de repente, dejó de pasar gente. Un vecino nos contó lo que había ocurrido. Ese día decidimos cerrar porque no tenía sentido estar cinco personas trabajando para nada”, critica Alonso, que asegura que las pérdidas del viernes ascienden a más de 2.000 euros, por la caída de las ventas y la pérdida de género.

“Ese día es uno de los más fuertes para nosotros, sobre todo por el paso de turistas del fin de semana. De viernes a domingo trabajamos el triple que durante la semana porque aumenta el paso de gente por la zona y nosotros nos habíamos preparado para la faena habitual”, añade.

Además, la oscense asegura que se trata de un puente -el de San Jorge- que marca el avance del verano: “Es un puente fuerte, festivo en Aragón, y hay mucha gente que, si sale el viernes, será derivada por el puerto de Santa Barbara”. También se muestra preocupada por todos aquellos viajeros que, por ahorrarse problemas de tráfico, decidan tomar la otra vía.

La panadería de La Nave, afectada por el cierre del Monrepós.

Como ellos, los propietarios de Chocolates de la Abuela se vieron obligados a echar el cierre el pasado domingo. “Las ganancias desde el viernes han sido nulas, no podíamos permitirnos asumir más pérdidas”, explica Carina Suárez, una de las dueñas del establecimiento ubicado en la avenida de Monrepós, en Hostal de Ipiés. “Es algo catastrófico para quienes vivimos del tráfico diario, no tenía sentido abrir”, añade.

Desde hace 15 años, la famosa chocolatería de Hostal de Ipiés ha vivido de la elaboración de licores, mermeladas y chocolates artesanos y de una pequeña tienda que regentan. En su opinión, el cierre de la vía tan solo ha sido una antesala de lo que ocurrirá cuando se acabe de construir la futura autovía: “Nos ha servido para darnos cuenta de lo que va a significar a futuro la construcción de la autovía, nos van a dejar fuera y vamos a enfrentarnos a una situación muy complicada”.

Otros establecimientos, como el restaurante El Serrablo o la Estación de Servicio Portal de Serrablo han decidido mantener el servicio, para atender a los pocos visitantes que frecuentan la zona, la mayoría los propios operarios que trabajan en el acondicionamiento de la carretera. “Nos lo estamos tomando con tranquilidad y paciencia, no nos queda otra”, dicen fuentes de la gasolinera ubicada al principio del puerto del Monrepós.

Esperando el paso provisional

Por su parte, Jesús Lasierra, alcalde de Sabiñánigo, ha asegurado que desde el Ayuntamiento están pendientes en todo momento de cómo se desarrollan las obras, para poner fin a un problema que también afecta a los vecinos de la zona: “Tanto a los que trabajan fuera como a aquellos que tienen un puesto de empleo en las industrias ubicadas aquí. Tan solo para ir a Huesca son 50 minutos más de trayecto”, señala.

Con las esperanzas puestas en el próximo sábado, asegura que, de momento, las condiciones climatológicas están acompañando a las labores de los operarios.

Del mismo modo, Lasierra ha querido mandar un mensaje de ánimo a los afectados por el cierre de la nacional. “Estamos haciendo todo lo que está en nuestra mano para que la reapertura se haga lo antes posible y que se reanude la actividad y la comunicación normal en la zona”, explica, al tiempo que hace un llamamiento, y pide compresión y paciencia a los afectados: “Es necesario que entre todos empujemos para que todo vuelva a la normalidad lo antes posible”.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión