Despliega el menú
Huesca

Los técnicos de Fomento estudian la magnitud de las grietas del puerto de Monrepós

La subdelegada del Gobierno en Huesca no aventura posibles causas del deslizamiento ni plazos para la reapertura del principal acceso al Pirineo a la espera de la inspección de los responsables del Ministerio

Desprendimientos en Monrepós.
Una vía de servicio de las obras de Monrepós se ha hundido por completo
Heraldo

El Jefe de Demarcación de Carreteras en Aragón, Rafael López Guarga, y responsable del Ministerio de Fomento en la provincia de Huesca, Ignacio García Cavero, se han desplazo a la zona donde han aparecido las grietas de varios metros de longitud y más de 50 cm de anchura en la cara norte del del puerto de Monrepós (N-330) para analizar las causas "y ver qué soluciones puede haber y cuanto antes ejecutar lo que se tenga hacer para poner otra vez en servicio la carretera". Así lo ha explicado la subdelegada del Gobierno en Huesca, María Teresa Lacruz, quien este mediodía no ha querido aventurar todavía las posibles causas de este deslizamiento ni posibles plazos para la reapertura.

María Teresa Lacruz ha explicado que a primera hora de la mañana, sobre las 8.00, en el punto kilométrico 602,500, muy cerca de la cima, se ha detectado un deslizamiento que ha provocado la aparición de una serie de grietas longitudinales y transversales. Estas han afectado tanto a la carretera principal, con tres carriles, como a una vía de servicio lateral que se utilizaba para las obras de la futura autovía y donde se ha hundido por completo un tramo de asfalto.

No obstante, la subdelegada no ha querido entrar en cuestiones más técnicas y se ha remitido a la información que pueda facilitar Fomento en las próximas horas. Tampoco ha podido concretar cuál de los tramos estaba en obras ya que en los últimos meses ha habido alternancia para poder acometer las obras.

Ante esta circunstancia, se ha decidido en un principio cortar el paso a camiones de más de 3.500 kilos y autobuses ya que en la zona afectada hay tres carriles y uno de ellos sí que estaba abierto, con paso alternativo, para vehículos ligeros.

Sin embargo, poco después de las 11.30 se ha decidido cerrar el puerto por completo a todo tipo de vehículos después de detectar que las grietas se iban agrandando cada vez más. "Viendo la evolución de las grietas desde primera hora de la mañana se ha considerado oportuno y prudente llevar a cabo un corte total por seguridad ya que el estado de la calzada no permite circular", ha señalado.

Alternativas

Ante esta circunstancia, la subdelegada ha informado de que se ha desviado todo el tráfico por la A-132, por el puerto de Santa Bárbara. La subdelegada ha asegurado que aunque ayer se produjeron desprendimientos en esta vía, desde el Gobierno de Aragón le han informado de que "está totalmente limpia, sin perjuicio de que con las lluvias que tenemos se pueda producir algún incidente". 

En este sentido, el jefe provincial de Tráfico, Andrés Fernández del Río, ha reconocido que la A-132 tiene una capacidad "más limitada" que la N-330 y por ello aconsejarán a los conductores que tengan que cruzar hacia Francia, que lo hagan por el túnel de Bielsa o el de Vielha (Lérida), y que los que tengan que hacer un viaje más largo, que vayan por Zaragoza hacia Navarra. Y es que ha recordado que el puente del pantano de La Peña solo permite paso alternativo.

Otra alternativa, aunque más larga, para regresar del Pirineo es tomar en Sabiñánigo la Yebra de Basa-Fiscal hasta Aínsa y desde allí por la A-138 hasta Barbastro para conectar ya por la autovía Huesca-Lérida.

Etiquetas
Comentarios