Despliega el menú
Huesca

La caída de dos grandes rocas corta el acceso a Olvena

La carretera entre Graus y La Fueva también ha estado cerrada dos horas por culpa de unos desprendimientos

Dos de las rocas caídas tenían más de un metro y medio de altura
Dos de las rocas caídas tenían más de un metro y medio de altura
B. G.

Las intensas lluvias han provocado este miércoles aparatosos desprendimientos que han cortado el principal acceso a Olvena (HU-912), en la comarca del Somontano, y también la carretera de Graus a La Fueva (HU-6041), en la Ribagorza.

En el primer caso, dos grandes rocas y otras más pequeñas han caído sobre las 18.00 y han taponado toda la calzada a la altura del kilómetro 1 de la HU-912, además de causar serios daños en el asfalto. “Afortunadamente no ha pasado nada, pero mi padre había pasado con mis hijos y un sobrino cuando volvían del colegio solo dos minutos antes. El coche siguiente ya se ha encontrado con las piedras en la carretera y no se podía entrar ni salir”, afirmó aliviada la alcaldesa, Bibiana Gudel.

Al parecer, es un punto donde es habitual que se produzcan desprendimientos, aunque no de la magnitud del ocurrido hoy, que "ha sido impresionante", en palabras de la alcaldesa.

Los vecinos estaban esperando esta noche la llegada de maquinaria pesada para despejar la carretera, que quedó limpia alrededor de las 23.00, "aunque se podrá pasar con mucho cuidado porque hay varios boquetes en el asfalto". Por suerte, la localidad no se había quedado incomunicada ya que podrían utilizar el acceso por Artasona en dirección a El Grado.

Mientras, la HU-6041 entre Graus y La Fueva por Panillo y Troncedo también ha estado dos horas cerrada al tráfico por el desprendimiento de un talud de rocas y tierra. Una pala se ha desplazado al lugar para retirar todo el material de la calzada, según han informado fuentes del parque de bomberos de la Comarca de la Ribagorza con base en Graus.

Desde el martes por la noche también está cortado un carril de la A-1604, de Lanave a Boltaña por La Guarguera, a la altura del kilómetro 44,800 como consecuencia de un desprendimiento.

Etiquetas