Despliega el menú
Huesca

Rescatan a una ciclista atacada por un enjambre de abejas en Almudévar

Un bombero la localizó en un camino, con numerosos picotazos, gracias a la señal de una aplicación de su móvil.

Un criador de abejas examina una colmena.
Un criador de abejas examina una colmena.
Efe/ Archivo.Str

Una ciclista que hacía BTT por caminos rurales entre Zaragoza y Huesca tuvo que ser rescatada ayer por los bomberos de Almudévar, después de sufrir el ataque de un enjambre de abejas. La mujer, de unos 35 años, recibió una veintena de picotazos, de los que fue atendida en el centro de salud de esa localidad.

Ella misma avisó al 112 cuando se vio acosada por los insectos. La alerta se dio a las 14.25 y 25 minutos después fue localizada. Estaba agachada intentando protegerse. Había tirado la bicicleta y el casco y presentaba picaduras sobre todo en la cabeza y también en las piernas.

Las lesiones no las produjo un enjambre itinerante, como otras veces, sino que fue atacada al pasar por una explotación apícola con 40 colmenas. Hace seis años, otro ciclista recibió más de 300 picotazos, también en un camino de Almudévar, al verse rodeado por las abejas.

No fue fácil localizar a la mujer. Había partido de Zaragoza y hacía una ruta por caminos hasta la capital oscense, en un lugar aislado donde hay múltiples senderos que se bifurcan, entre los términos municipales de Almudévar, Tardienta y Leciñena, "una zona muy complicada para encontrar a alguien", reconocieron los bomberos. Sin embargo, el rescate se vio favorecido porque en su teléfono móvil llevaba una aplicación, Alpify, que al apretar un botón lanza un aviso a los servicios de emergencia y ofrece los datos de ubicación.

El bombero de Almudévar que fue activado recibió las coordenadas del lugar. Llegó allí tras recorrer 15 km de caminos con un todoterreno. En el trayecto pudo hablar por teléfono con ella, que le dio algunas indicaciones: cerca veía una balsa y los molinos de un parque eólico. Además, casualmente, el rescatador es aficionado a la bicicleta y conoce la zona, indicaron fuentes del parque. Disponen de una mochila con un equipo protector en la que llevan una inyección con antihistamínicos para evitar una reacción alérgica. Finalmente no fue necesario aplicarla y fue trasladada en el vehículo de emergencias al centro de salud de Almudévar, donde ya esperaban a la ciclista y donde fue atendida. Se llegó a barajar el traslado a un hospital pero finalmente no fue necesario.

También el bombero que la auxilió sufrió algunos picotazos en la cara cuando se intentaba proteger la cabeza con el equipo especial. "Es peligroso pasar cerca de una colmena, y más en esta época", cuando empieza a hacer calor en primavera, señalaron desde el servicio de salvamento, que recomendaron a los ciclistas mucha precaución, ya que las picaduras de abejas pueden tener graves consecuencias.

Etiquetas
Comentarios