Despliega el menú
Huesca

Masiva afluencia en las pistas del Pirineo por San Valero

El puente festivo en Zaragoza llena las estaciones de esquí durante el fin de semana. El domingo hubo retenciones de tráfico en la N-330 desde Jaca hasta Canfranc.

Retenciones de circulación en la N-330, a la altura de Castiello de Jaca, este domingo por la mañana.
Retenciones de circulación en la N-330, a la altura de Castiello de Jaca, este domingo por la mañana.
J. F. L.

Las estaciones de esquí del Pirineo vivieron este domingo uno de los grandes días de la temporada. Después de una semana con una meteorología cambiante y un sábado con algo de viento, el domingo brindó una jornada de sol y nieve abundante en los centros invernales, donde se dejó notar la importante afluencia de aficionados de Zaragoza, muchos de los cuales se quedarán también hoy para disfrutar de la práctica del deporte blanco durante la festividad de San Valero.

Esto conllevó que a primera hora de la mañana hubiera retenciones en los accesos a los complejos invernales del Valle del Aragón, destino de muchas familias de la capital. Los conductores que se dirigían hacia Astún y Candanchú se encontraron con un auténtico colapso después de pasar Jaca por la gran afluencia de vehículos, tal y como se esperaba debido al puente festivo.

En la carretera N-330, a la altura de Castiello de Jaca, el tráfico se ralentizó aún más y ya a las 9.13 la Dirección General de Tráfico (DGT) advirtió de que había que transitar muy despacio desde el kilómetro 650 al 675, en Canfranc. Uno de los conductores afectados por la retención explicó que había salido de Jaca a las 10.30 para ir al circuito de esquí de fondo del Somport y que llegó a su destino dos horas después. "Un trayecto que normalmente hacemos en 20 o 22 minutos nos ha costado una hora y media más", apuntó.

En Astún, los accesos tuvieron que cerrarse a las 10.45 porque la estación estaba al completo, según informó el director comercial del complejo, Andrés Pita. El responsable de Candanchú, David Dumall, señaló que estaban "a tope" y que en previsión de esta gran afluencia se había ampliado un poco la zona de aparcamiento "pero, aún y todo, se ha llenado y hay gente haciendo cola".

Las retenciones de este domingo no tuvieron que ver con las obras que se llevan a cabo en la en la carretera N-330, a la altura del Puente del Ruso, en Canfranc-Estación. Aunque todavía no han terminado, los trabajos se paran durante el fin de semana y se deja sin funcionar el semáforo que da paso alternativo, con lo que se reducen las esperas, aunque hay que pasar con cuidado.

Accidente en Escarrilla

En la carretera A-136 se produjeron retenciones en los 21 kilómetros desde Biescas a la estación de Formigal, donde la afluencia de esquiadores también fue masiva. En este caso, el problema se debió la presencia de una grúa a las 9.00 para retirar un vehículo accidentado a la salida del túnel de Escarrilla.

Por la tarde, coincidiendo con el regreso de las estaciones, se registraron congestiones de circulación en las mismas vías y hacia las 18.00 el tráfico era lento en la N-330 entre Canfranc y Villanúa. Las retenciones alcanzaron los 22 kilómetros en la A-136 desde Formigal hasta Biescas. Las dificultades desaparecieron a la largo de la tarde.

Etiquetas
Comentarios