Despliega el menú
Huesca

La Festa del Tossino reúne en Albelda a 5.000 personas

La jornada, organizada por la Peña Lo Magré, se celebra desde hace 31 años y está declarada de Interés Turístico.

Los asistentes observan cómo se prepara el cerdo una vez que se ha realizado la matanza.
Los asistentes observan cómo se prepara el cerdo una vez que se ha realizado la matanza.
Ruben Coll

Como cada último domingo de enero, las calles de Albelda se volvieron a abarrotar de gente. Alrededor de 5.000 personas se congregaron en el pequeño municipio literano para celebrar, por 31º año consecutivo, la Festa del Tossino.

Los actos comenzaron a las 8.30, pero algunos operarios y colaboradores prepararon y acondicionaron los lugares clave desde las 17.00. "Hemos tenido que cerrar todas las calles, controlar el tráfico y montar la zona del reparto de comida y de la matanza del cerdo" señalaron. Como cada año, 100 socios de la Peña lo Magré se encargaron de esta labor fundamental para el buen desarrollo de la fiesta.

La tradición se apoderó de la plaza Mayor a las 10.30, cuando el matarife, Joaquín Iglesias, inicio el proceso para la matanza del cerdo. "Este año pasaba 150 kilos, normalmente no son tan grandes" afirmó este vecino de Castillonroy, que se encarga de esta labor desde hace 17 años.

En los porches de la Cooperativa San Isidro las brasas no pararon de sacar humo durante toda la jornada. Entre los bocadillos de carne magra de cerdo a la brasa y las calderetas se agotaron los más de 1.000 kilos preparados para la ocasión. Lo mismo ocurrió con el vino y el pan.

La rambla principal de Albelda se llenó con 93 puestos de venta procedentes de La Rioja, Guipúzcoa, Zaragoza o Barcelona. "Es la única feria de Aragón a la que traigo mis productos", reconocía Alberto Porté, de Mollerusa. También ofrecían sus productos los artesanos locales o de la comarca, como Pilar Ollés, de San Esteban de Litera, con miel y productos de la colmena. "Es un día para aprovechar y darlos a conocer porque pasa mucha gente" admitía.

También los asistentes a la fiesta llegaron desde distintos lugares. Asistieron vecinos de la zona y grupos de personas en autobuses fletados desde Huesca, Zaragoza y Teruel. Para muchos, la jornada se ha convertido en cita obligada todos los años. "Conocí la Festa del Tossino gracias a mi cuñado, y desde entonces no he parado de venir porque es un día muy especial" señaló una mujer que cada enero se desplaza a Albelda con su marido desde Pamplona. "Lo que más nos gusta es el ambiente y que sea un punto de encuentro cada año con gente que no ves a menudo, admitían dos vecinos de Monzón que acuden cada año la fiesta, que ha sido declarada de interés turístico en Aragón.

La alcaldesa de Albelda, M.ª Ángeles Roca, se mostró muy satisfecha de "una fiesta que se consolida y crece cada edición". Además, resaltó que "aquí, en Albelda, somos 800 habitantes y en esta día alcanzamos los 5.000”. Todas las localidades de la comarca de la Litera estuvieron representadas por sus alcaldes en la comida protocolaria.

Etiquetas
Comentarios