Despliega el menú
Huesca

El regreso del puente de San Valero colapsa el Monrepós

En la N-330, la retención ha afectado a unos 20 kilómetros, pero también la N-240 registra colas, al acabar la autovía Huesca-Lérida

Los afectados han difundido imágenes del atasco en las redes sociales
El regreso del puente de San Valero colapsa el Monrepós
@superidu

El puerto de Monrepós ha vuelto a ser una trampa para los conductores. El regreso a casa de los zaragozanos después del puente de San Valero está originando en la tarde de este lunes tráfico lento e importantes retenciones en varios tramos de la N-330 entre Sabiñánigo y el alto del puerto, en total unos 20 kilómetros.

El domingo, el puente festivo en Zaragoza ya se notó en los accesos a las estaciones, con largas filas de vehículos en las carreteras del valle del Aragón y el valle de Tena.Algunos conductores tardaron dos horas para hacer el recorrido entre Jaca y las pistas de esquí. La imagen se repitió ayer en las vías que conducen hacia la capital aragonesa desde el Pirineo. Entre las cinco y las seis de la tarde había congestión en la N-330 desde Caldearenas a Lanave, en sentido decreciente, y también a la altura de Sabiñánigo.

Pero no es la única vía con problemas, ya que las colas están siendo igualmente la tónica dominante en la N-240, al llegar a Siétamo, cuando acaba la autovía Huesca-Lérida y empieza la calzada convencional, debido al regreso de muchos zaragozanos procedentes del valle de Benasque. Aquí la retención es de unos 7 kilómetros.

Según el Centro de Control de Tráfico, las retenciones se han prolongado toda la tarde entre los puntos kilométricos 602 y 622 de la N-330, en la cara norte del puerto de Monrepós, que además está en obras. Uno de los puntos donde se ha originado el atasco es Sabiñánigo, al unirse la circulación de esa carretera con la N-260, aunque sobre las 20.00 parecía normalizarse. Por el puerto se circula muy despacio hasta llegar al punto más alto, a partir del cual el tráfico era más fluido.

Etiquetas
Comentarios