Despliega el menú
Huesca

La Guardia Civil estudia los whatsapp enviados a la menor de Frula por su expareja

La acusación pide que se llame a declarar a las amigas de la chica de 15 años que presenciaron las amenazas.

La Policía Judicial de la Guardia Civil está examinando los mensajes de Whatsapp amenazantes recibidos por la chica de 15 años de Frula, cuya expareja se encuentra en prisión bajo los cargos de tentativa de homicidio, daños, amenazas, tenencia ilícita de armas, robo con fuerza, violencia de género y abusos sexuales. Los agentes están redactando un informe donde se recogen todos los mensajes enviados por él, que tiene 25 años. En algunos le advertía de que la mataría si rompían la relación.

También figura en la documentación del caso que el teléfono de la presunta víctima recibió 14 llamadas de teléfono en solo tres horas (entre las 8.00 y las 11.00), la mañana en la que Vicente V., acompañado por un amigo, también en prisión, dispararon desde su coche contra el domicilio familiar de la menor y contra el todoterreno del padre, estacionado en la puerta. Ella había bloqueado su número de teléfono, pero según el abogado de la acusación particular, Álvaro Domec, la llamaba desde otros móviles.

Entre los mensajes enviados figura alguno en el que él amenaza con quitarse la vida. "Me voy a pegar un tiro a lo Mel Capitán", llegó a escribir, en alusión a la joven cazadora y conocida bloguera, también de la comarca de Monegros, que se suicidó cerca de una granja de Robres. En esta explotación trabajaban los dos hombres ahora en prisión.

El padre y el hermano de la menor declararon este jueves en el juzgado. El segundo confirmó que intentaron atropellarlo, y prueba de ello, dijo, es que el vehículo que conducían los acusados se subió a la acera. Una tía suya, que ya ha sido citada, fue testigo de las maniobras del vehículo. "Que lo matan", gritó, aunque tanto Vicente V. como su amigo han negado su intención de arrollarlo con el coche.

La acusación particular ha propuesto una pericial para analizar los disparos y la trayectoria de las balas con la intención de mostrar la intencionalidad. Fueron realizados con un rifle con mira telescópica que figuraba como robado. También solicita citar a siete testigos. Entre ellos varias amigas de la menor, que conocían la tormentosa relación de la pareja. La familia solo se enteró al final, asegura su representante legal, e iba a poner los hechos en manos de las autoridades policiales.

La chica salía con él desde hacía año y medio y ella había intentado romper en varias ocasiones por su carácter agresivo, aunque la presionaba y le prometía que iba a cambiar hasta vencer su resistencia, según fuentes cercanas a la menor.

Por su parte, el abogado defensor de Vicente V. ha solicitado la realización de un informe psicológico y pruebas para verificar su adición a las drogas.

Etiquetas
Comentarios