Huesca

El agresor de Frula envió mensajes de whatsapp a su expareja de 15 años con amenazas de muerte

El hombre, de 25 años, ha confesado que disparó a la casa desde el coche conducido por su amigo. La menor intentó romper la relación en varias ocasiones, pero la presionaba para volver.

Concentración celebrada ayer en Frula en apoyo de la menor y contra la violencia de género.
Concentración celebrada ayer en Frula en apoyo de la menor y contra la violencia de género.
Rafael Gobantes

El hombre de 25 años detenido por disparar a la casa de su expareja en Frula acosaba a la chica, de tan solo 15 años, enviándole mensajes amenazantes cuando ella lo dejaba para conminarla a retomar la relación. La Guardia Civil le incautó el teléfono móvil, en el que han aparecido los whatsapp en los que él le advertía de que la mataría si rompían, aclarándole que tenía fácil acceso a las armas de su padre, cazador. Otras veces amenazaba con quitarse la vida él mismo. "Me voy a pegar un tiro a lo Mel Capitán", llegó a escribir, en alusión a la joven cazadora y conocida bloguera, también de la comarca de Monegros, que se suicidó cerca de una granja de Robres. Él trabaja en una granja del mismo municipio.

La menor salía con él desde hacía año y medio y ella había intentado romper en varias ocasiones por su carácter agresivo, aunque la presionaba y le prometía que iba a cambiar hasta vencer su resistencia. Fuentes cercanas al caso han indicado que era un caso de violencia de género "de libro", y que ejercía sobre ella un férreo control a través de los mensajes de móvil.

Estas amenazas son uno de los delitos que se le imputan. El juez ordenó prisión provisional contra él además por tentativa de homicidio, daños, tenencia ilícita de armas, robo con fuerza, violencia de género contra una menor y abusos sexuales. No fue solo a la cárcel. También se detuvo e ingresó en prisión un amigo, Mijail S., de 25 años y de nacionalidad rumana, que lo acompañaba en el tiroteo. Se le imputan los mismos delitos, excepto los relacionados con la menor.

Confesaron que el pasado domingo se dirigieron a Frula, horas después de discutir con el hermano de la chica en las fiestas de un pueblo cercano. Mijail S. conducía el vehículo y Vicente V. realizó los disparos contra el domicilio familiar de la menor y contra el todoterreno del padre, estacionado en la puerta. Negaron, sin embargo, que quisieran atropellar al hermano, justificando que intentaron esquivarlo.

El rifle, con mira telescópica, constaba como robado. Vicente V. declaró que lo compró "en el mercado negro de Huesca", aunque no pudo dar detalles al respecto. Lo ocultaron entre unos palés y unos arbustos, cerca de la casa de uno de ellos, donde fueron detenidos, aunque acabaron señalando el escondite a la Guardia Civil. El agresor, natural de Ricla (Zaragoza), llevaba tres años en Monegros. En su pueblo ya tenía antecedentes por malos tratos, cuando era muy joven.

Etiquetas
Comentarios