Huesca
Suscríbete

"Feliz Año Nuevo", con 20 días de antelación

En San Esteban de Litera adelantan la Nochevieja al puente de diciembre desde hace once años.

La Peña El Bancal fue la encargada esta edición de dar las campanadas.
La Peña El Bancal fue la encargada esta edición de dar las campanadas.
Ayuntamiento de San Esteban de Litera

No está muy claro si tomar las uvas coincidiendo con las doce campanadas da siempre buena suerte, aunque no se tomen el día 31 de diciembre. Pero en el pueblo altoaragonés de San Esteban de Litera están convencidos de que sí, y siguen pidiendo sus deseos aunque su Nochevieja no coincida con la del resto del mundo. Ya hace once años que esta pequeña población decidió adelantar esta noche tan señalada al puente de diciembre, con el fin de poder reunir a una mayor cantidad de vecinos, puesto que en el último día del año la mayoría, especialmente los más jóvenes, acostumbran a desplazarse a los cotillones de localidades más grandes. La voluntad del Ayuntamiento era poder despedir así juntos el año en una fiesta, aunque no coincidiera con lo que marca el calendario.

En base a esta idea, este fin de semana se celebraba una nueva entrega, que con la consolidación del evento, ya no solo reúne a los propios vecinos de San Esteban, sino también a los de poblaciones cercanas, que se acercan para disfrutar de la fiesta preparada, que se inicia por la tarde, y se prolonga hasta bien entrada la madrugada.

“Podemos decir que la respuesta del público ha sido muy positiva, y de nuevo los asistentes han disfrutado de una noche diferente a las habituales”, valoraba al término de la fiesta Pascual Zurita, concejal de Fiestas del Ayuntamiento de San Esteban de Litera, que organiza la cita junto a la Comisión de Fiestas de la localidad. En esta ocasión contaban también con la colaboración del Tao Music Club.

Juntos se encargaban de darle forma a un programa que comenzaba a las 19.00 con un café concierto a cargo de la orquesta Marinada, a modo de previa para la fiesta nocturna, momento más esperado, coincidiendo con el cambio de día. Esta parte se inició a las 23.00, con una nueva sesión a cargo del mismo grupo, que actuó hasta la medianoche, cuando todos los presentes prepararon el cava, las uvas y sus cotillones para cumplir con todos los rituales. Cada año es una asociación del pueblo la encargada de dar las campanadas, y este caso fueron los integrantes de La Peña el Bancal la que se convirtieron en protagonistas del momento más esperado, dando inicio a un nuevo año, que no lo era del todo. Pero todo el mundo brindó y se abrazó como si del 31 de diciembre se tratara.

La música no paró hasta la madrugada, primero con la orquesta Marinada, y más tarde, después de las 2.30, le tomó el relevo el Tao Music Club con dos Djs: Midin y Aceboy, que amenizaron las primeras horas de un nuevo año, y ya van once, que llega anticipadamente a San Esteban de Litera.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión