Despliega el menú
Huesca

Bomberos y policías piden más plazas pero el Ayuntamiento alega que tiene las manos atadas

Los sindicatos reclaman la cobertura de las vacantes y creen que la ley ofrece margen para más contrataciones.

Participantes en la concentración de protesta celebrada ayer ante el Ayuntamiento de Huesca.
Bomberos y policías piden más plazas pero el Ayuntamiento alega que tiene las manos atadas
R. Gobantes

‘Ayuntamiento, incumplimiento’ y ‘Más solución y menos reunión’ fueron algunas de las consignas con las que los trabajadores del Ayuntamiento de Huesca reivindicaron ayer mejoras en su situación laboral durante una concentración convocada por los sindicatos CC. OO. y CSIF, ya que los representantes de UGT, que presidían la Junta de Personal, han presentado su dimisión en bloque por los "reiterados incumplimientos de los acuerdos del equipo de gobierno (PSOE-Cambiar-Aragón Sí Puede) en esta materia".

Entre los manifestantes eran mayoría los bomberos y policías locales, que reclamaban la convocatoria de plazas en estos servicios. Según el concejal de Personal, José María Romance, la Ley de Presupuestos es muy restrictiva "y no nos permite sacar plazas en los servicios donde no se hayan producido jubilaciones en el año anterior". "Todas las de 2016 fueron en los denominados grupos generales y no en los considerados esenciales, donde por tanto no se pueden reponer", añadió.

La protesta, ante el palacio municipal, coincidió con el inicio de la Mesa de Negociación, en la que entre otras cuestiones se debatía la oferta de empleo público de 2017, con solo dos plazas y ninguna de ellas para Bomberos o Policía Local. Los representantes sindicales que acudieron a la reunión plantearon que se unan los grupos general y esencial y que esas dos vacantes, más alguna otra, se convocaran para los servicios de seguridad y extinción de incendios.

Los participantes en la protesta de ayer entraron después en el Ayuntamiento para concentrarse, con pitidos y carteles, en el pasillo donde están las oficinas de los grupos políticos. Después fueron al vestíbulo de Alcaldía, donde se le informó de que el alcalde, el socialista Luis Felipe, no estaba. Seguidamente, llegaron delante de la sala donde se celebraba la Mesa de Negociación

Santiago Baldellou, representantes de CSIF y a su vez portavoz de la Junta de Personal en ausencia de presidente dimitido, señaló que el "descontento es total porque el Ayuntamiento está haciendo una interpretación restrictiva de la Ley de Presupuestos". "En otras ciudades han salido plazas y nuestros asesores nos dicen que es posible sacarlas también aquí", añadió.

Otra oportunidad

Finalmente, la oferta de empleo público se retiró del orden del día de cara a una nueva negociación, que se llevará a cabo a lo largo de diciembre. "Iremos con nuestros asesores jurídicos", indicó Baldellou. Romance manifestó que, a partir de los informes que aporten los sindicatos, se verá si es posible reestudiar la oferta para mejorarla. No obstante, apuntó que "tenemos informes, internos y externos, que hablan de que es muy complicado porque la ley es muy restrictiva".

Mario Gonzalvo, del grupo de trabajo de Bomberos, explicó que "hemos cumplido nuestra parte del acuerdo y nos encontramos con que se va a aprobar la oferta de empleo público en la que no hay ni una plaza para bomberos porque se parapetan tras la Ley de Presupuestos y los técnicos para no asumir su responsabilidad política". Además, afirmó que el Ayuntamiento "no tiene un plan de qué servicio quiere".

Eduardo Pérez, de CSIF y portavoz de la Policía Local, aseguró, como constaba en los carteles que portaban, que "la situación de la Policía Local es crítica". "En los últimos 10 años hemos perdido 30 efectivos, un 30% de la plantilla, no tenemos interinos y es trabajo que asumimos los propios agentes". Según dijo, todos los permisos, hasta excedencias sin sueldo "no se están dando porque no hay personal". "Tampoco se han obtenido las mejoras económicas pactadas", añadió.

Romance detalló que en este momento la plantilla de Bomberos está completa. "Cuando empezó el mandato había cinco vacantes y ahora no hay ninguna porque se han cubierto con comisiones de servicios y una bolsa de empleo", explicó. Reconoció que no es la mejor solución y que, además es más cara, porque hay comprar el material y vestuario para los interinos.

El concejal de Personal admitió que la situación es "más grave" en la Policía Local, "aunque no son 30 las plazas que habría que sacar". "Somos conscientes del problema pero no podemos ir contra de una Ley de Presupuestos", insistió. Para paliar la falta de agentes, se está tramitando una bolsa de comisiones de servicio y policías locales de otras ciudades de España que estén interesados podrán venir a Huesca durante un máximo de dos años.

Eliminar la tasa de reposición

Según Romance, la solución para terminar con estas situaciones es sencilla. "Que desaparezca la tasa de reposición –señala–, que el Estado nos deje la autonomía a los ayuntamientos que financieramente estamos bien para que decidamos si dedicamos nuestro presupuesto a personal o a hacer más calles".

Precisamente ayer, el grupo de Aragón Sí Puede registró una moción que se debatirá en el pleno del día 29 para instar al Gobierno central a eliminar las limitaciones de la tasa de reposición impuesta a los ayuntamientos. Asimismo, propone que en la Ley de Presupuestos Generales del Estado para 2018 "se permita la cobertura de cualquier vacante generada en ejercicios anteriores, siempre que la administración en cuestión cumpla los criterios de estabilidad presupuestaria y financiera".

Etiquetas
Comentarios