Despliega el menú
Huesca

La concentración de amonio que mató a los peces superó 30 veces el nivel medio

La asociación Ecologistas en Acción denuncia que una parte del polígono Paúles de Monzón no depura sus aguas.

La estación de la Red de Calidad de Aguas instalada por la Confederación Hidrográfica del Ebro en el río Cinca, aguas abajo de Monzón, detectó un pico de amonio a las 0.35 del pasado día 15 que llegó a alcanzar los 3,83 mg/L NH4 , más de 30 veces la concentración media en esta estación y que se sospecha fue la causante de la mortandad de cientos de peces, según denunció ayer Ecologistas en Acción.

El Seprona de la Guardia Civil continúa investigando el posible delito de medio ambiente por el vertido mientras espera los resultados de las analíticas. Se han enviado muestras del agua a un laboratorio de la Confederación y de peces a otro especializado de Ciudad Real y a la Facultad de Veterinaria de la Universidad de Zaragoza. En este caso, no se trata tanto de saber de qué han muerto sino cómo han muerto, según explicó el capitán del Seprona, Arturo Notivoli.

La principal hipótesis sigue vinculando los hechos con un vertido industrial, basándose en los primeros indicios, sobre todo debido a lo súbito de la mortandad y a sus dimensiones, pero tampoco se pueden descartar otras causas, como que se lavara una cuba con productos tóxicos en el río.

El trabajo de los investigadores pasa por rastrear en qué actividades fabriles se maneja el amonio y la secuencia horaria, ya que el pico detectado por la estación de la CHE indica que fue un vertido de grandes dimensiones, aunque se prolongó, de forma menos evidente, durante 24 horas.

Ecologistas en Acción aseguró que el vertido procedía de aguas arriba de los puentes de la N-240 y el ferrocarril, donde existen numerosos puntos donde echan sus aguas residuales industrias, acequias y la zona de servicios del polígono Paúles. "Los peces muertos aparecían aguas abajo del vertido de la zona de servicios del polígono, donde se asientan numerosas empresas, por lo que pudiera proceder de alguna industria o taller instalado en esta zona".

La organización espera que, en cuanto se sepa la procedencia, el Gobierno de Aragón presente una denuncia en el juzgado a la que piensa sumarse como acusación particular. De momento, va a poner los hechos en conocimiento de la Fiscalía.

Ecologistas también ha denunciado que la zona de servicios del polígono industrial de Paúles debería estar en su totalidad conectada a la depuradora de Monzón o disponer de depuradora propia, y se pregunta "cómo es posible que el vertido llegara al río sin pasar por depuradora". Asegura que no es la primera vez que un vertido procedente de esta zona del polígono Paúles provoca una mortandad de peces, por lo que es necesaria la depuración de todas las aguas residuales, aspecto que se va a reclamar a las administraciones competentes: Instituto Aragonés del Agua, Ayuntamiento de Monzón y Confederación Hidrográfica del Ebro .

Por otro lado, la asociación Ecologistas en Acción se va a dirigir a la Confederación para que realice un mantenimiento de los caminos y de las señalizaciones de los puntos de vertido de industrias y acequias existentes en la zona de Monzón y que se construyeron en la época en la que Rafael Romeo fue presidente de este organismo, infraestructuras que se encuentran casi abandonadas y que son fundamentales para realizar seguimientos de las mortandades de peces en la zona.

"Un tema puntual"

El Ayuntamiento de Monzón está a la espera de conocer el resultado de las investigaciones de los organismos competentes en la materia, en alusión a los análisis que están efectuando el Seprona y la Confederación Hidrográfica, según comentó ayer a este periódico el alcalde, Álvaro Burrell. "Al Ayuntamiento le interesa que el Cinca esté lo más limpio posible. Vamos a esperar a tener más información y ver por qué se ha producido, y una vez que la tengamos obraremos en consecuencia", explicó, a la vez que calificó la mortandad de cientos de peces como "un tema puntual".

Etiquetas
Comentarios