Despliega el menú
Huesca

El salón del Tanto Monta luce su alfarje 15 años después de iniciar el proceso de restauración

La recuperación del artesonado del siglo XV, en el antiguo palacio episcopal de Huesca, ha supuesto una inversión de casi 900.000 euros.

Un grupo de visitantes que se acercó este lunes a contemplar el alfarje restaurado del salón del Tanto Monta
El salón del Tanto Monta luce su alfarje 15 años después de iniciar el proceso de restauración
Rafael Gobantes

Quince años después de que se dieran los primeros pasos firmes para afrontar la restauración del alfarje mudéjar del salón del Tanto Monta, en el antiguo palacio episcopal de Huesca, el espacio se abrió ayer al público para mostrar el resultado de los trabajos de restauración. Estos empezaron en enero de 2015, tras 12 años de bloqueo por falta de financiación y cuando la sala llevaba 60 años cerrada.

La restauración se ha llevado a cabo bajo la dirección de Ana Carrasón y ha supuesto una inversión de 890.843 euros. El Ministerio de Cultura, a través del Instituto del Patrimonio Cultural Español (IPCE), ha aportado 608.248 euros. El resto ha correspondido al Gobierno de Aragón.

La recuperación, que ayer quedó inaugurada, no ha estado exenta de obstáculos. En 2002 se planteó la primera intervención en estas dependencias del recinto catedralicio. Pero quedó paralizada por problemas económicos. En 2008 se reinició el proceso, pero cuando estaban a punto de comenzar los trabajos, los recursos contra el concurso de adjudicación frenaron de nuevo el inicio de las obras.

Este lunes, el alfarje ha recuperado su esplendor. No obstante, Carrasón señaló que no se trata solo de estéticamente quede bien sino de que se ha solucionado la multitud de problemas que tenía. «Se ha estabilizado a nivel estructural, funcional, de carpintería y de policromía», manifestó. Destacó que esta obra ha tenido muchas vicisitudes que han obligado a tomar decisiones según se avanzaba y que han condicionado su desarrollo. La restauradora explicó que «es un alfarje muy poco estudiado y en las fases de análisis e intervención se han visto muchos datos, muchas claves que los especialistas tendrán que ordenar para entender la figura del obispo que mandó construirlo».

El salón llamado del ‘Tanto Monta’, en cuyas vigas aparece la famosa inscripción de los Reyes Católicos que da nombre a la estancia, se erigió en 1478 bajo el mandato del obispo Antonio Espés (1466–1484) con una techumbre que tenía originalmente estructura de tijera. A finales del siglo XVII se construyó un nuevo piso sobre el salón y para ello se transformó el techo en la estructura de alfarje que hoy presenta. El peso añadido que debían soportar los elementos originales del artesonado fue el origen de sus problemas estructurales y de los diversos daños derivados. A finales del siglo XIX se llevó a cabo una reparación general. En el siglo XX, la Guerra Civil primero y el abandono del inmueble después dejaron el salón en un estado de máxima precariedad. Se cerró al público en 1955.

El alfarje es exponente del trabajo en madera de la producción tardomedieval española y, además, muestra leyendas, escudos y elementos «que hablan de un momento histórico y reflejan un apoyo expreso a Fernando de Aragón, que aún no era rey», indicó Carrassón. En este sentido, el delegado del Gobierno en Aragón, Gustavo Alcalde, dijo: «Aquí se vislumbró, poco después de su construcción, lo que iba a ser este gran país llamado España».

Un convenio de uso

El director Cultural de Bellas Artes y Patrimonio Cultural, Luis Lafuente, destacó la «sincronización» con la Diócesis de Huesca y el Gobierno de Aragón para realizar esta obra: «Queremos, ya que ha habido inversión pública, que los ciudadanos puedan disfrutar de este espacio, para exposiciones temporales o dentro del recorrido del Museo».

El director general de Patrimonio del ejecutivo aragonés, Ignacio Escuín, y el obispo de Huesca, Julián Ruiz, indicaron que se firmarán un convenio de uso del salón entre ambas partes. La estancia, que estará abierta al público las próximas semana, recibió ayer a los primeros visitantes

Etiquetas
Comentarios