Huesca
Suscríbete por 1€

La Policía Local de Huesca ultima la puesta en marcha del tercer radar fijo de velocidad

Los dispositivos, estáticos y móviles, multaron en 2016 a más de 750 conductores. De ellos, 16 superaban los 90 kilómetros por hora en tramos limitados a solo 40.

La DGT bajará a 90 km/h la velocidad en vías secundarias y equipará usar el móvil a ir bebido
El radar fijo de Martínez de Velasco, cuando esté operativo, cazará excesos en los dos sentidos.
Javier Navarro

"Buenos días... Os informo de que el radar del cuartel de la Guardia Civil en Huesca ha sido activado hoy y hace fotos en los dos sentidos". Este mensaje de Whatsapp lleva corriendo por los teléfonos móviles de los oscenses desde hace varias semanas pero lo cierto es que, por ahora, es un bulo ya que la Policía Local de Huesca todavía no ha activado la cabina para radar fijo colocada en la avenida de Martínez de Velasco, la principal entrada a la ciudad desde la autovía de Zaragoza. No obstante, ya se está ultimando su puesta a punto, para lo que antes es necesario que pase los respectivos controles del Ministerio de Industria.

Será la tercera cabina habilitada para el control fijo de velocidad que haya en la capital oscense. Las dos únicas que existían hasta ahora se encuentran en la Ronda de la Industria, que comunica los polígonos Sepes y Monzú y que el Ayuntamiento de Huesca colocó en 2008 a petición de los propios empresarios de estas zonas para intentar atajar la alta siniestralidad de la vía. Y la medida ha funcionado "porque no hemos vuelto a tener ningún accidente grave en una calle que hace unos años era la más conflictiva de la ciudad", destaca el intendente jefe de la Policía Local, Alberto Edroso.

En su día también se colocó una cabina en el paseo de Ramón y Cajal, en la entrada desde la carretera de Barbastro, pero cuando se reurbanizó la travesía y se construyó una rotonda justo en ese mismo punto, "se decidió quitar porque ya no había problemas de exceso de velocidad".

"Las cabinas se sitúan siempre en puntos donde observamos que hay más infracciones de velocidad y puede existir más peligro por accidentes o por atropellos a peatones", argumenta el jefe de la Policía Local. Un doble riesgo que se ha detectado en la avenida Martínez de Velasco por el flujo de peatones entre el cuartel de la Guardia Civil y el hipermercado Simply, y por la alta densidad de tráfico que soporta este tramo de doble carril de entrada y salida hacia la A-23.

Hará fotos en los dos sentidos

La cabina lleva instalada ya muchos meses porque estaba incluida dentro de las mejoras de la reurbanización del paseo de Ramón y Cajal con el compromiso de recolocarla allí donde le indicara el Ayuntamiento. Una vez que el Ministerio verifique que ha pasado los controles de metrología, estará ya operativa. Pero aunque existan tres cabinas, la Policía Local dispone de un solo radar fijo que va rotando, por lo que los conductores no pueden saber en ningún momento si el aparato está dentro o no. Edroso confirma, además, que las cabinas fijas pueden detectar infracciones de velocidad "en los dos sentidos y en los dos carriles".

Además de este cinemómetro fijo, hay dos vehículos patrulla equipados con radares móviles. Estos tres dispositivos sumaron el año pasado más de 750 denuncias por superar el límite de 40 kilómetros por hora que rige en casi toda la ciudad (aplicando el margen de error que establece la ley). De ellos, 147 conductores fueron sancionados por circular a una velocidad de entre 41 y 60 kilómetros por hora; 445 entre 61 y 70 km/h; 159 entre 71 y 80 km/h; y 16 por ir a más de 90 km/h. En 2016, además, no hubo ningún delito por exceso de velocidad, que en el caso de Huesca está tipificado a partir de los 100 kilómetros por hora (superar en más de 60 el límite máximo).

Por ahora, no está previsto aumentar el número de dispositivos de control de velocidad "porque en los últimos años ha ido disminuyendo paulatinamente el número de excesos y lo más importante es que han descendido los accidentes", se felicita Edroso.

El 60%, a menos de 40 km/h

Algunas bandas rugosas han sido sustituidas por una pantalla electrónica que avisa a los conductores de su velocidad para estudiar su comportamiento. Ahora está activo en Ronda Montearagón. Los datos recogidos en la calle de Balsas de Chirín revelaron que de los 86.569 vehículos controlados, el 98,7% pasó a menos de 60 km/h. Y de ellos, el 7,7% iba a menos de 30; el 53%, entre 31 y 40; el 32%, entre 41 y 50; el 5,6%, entre 51 y 60; el 1,10% entre 61 y 70; y el 0,17% a más de 71 por hora.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión