Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

La Policía y la Guardia Civil realizan controles en los barrancos para atajar el intrusismo

Revisan la titulación de los guías y la documentación de las empresas. Las inspecciones se extenderán a otras actividades de turismo activo, como el rafting.

El barranco de Consusa, en Tella-Sin.
El barranco de Consusa, en Tella-Sin.
Mamen Pardina

Agentes de la Policía Nacional y de la Guardia Civil están realizando controles desde hace varios días en barrancos de la sierra de Guara y del Pirineo para garantizar la seguridad de las actividades y evitar la presencia de empresas piratas o de guías que no tengan la titulación adecuada. Esta actuación tiene un precedente en las inspecciones llevadas a cabo el pasado invierno por la Unidad de Policía Nacional Adscrita a la Comunidad Autónoma en las estaciones de esquí, que se saldaron con seis denuncias por intrusismo.

La intervención en los barrancos la llevan a cabo, por separado, policías de esta misma unidad y guardias civiles, cada uno en el desempeño de sus competencias. Los agentes realizan los controles sobre el terreno, pero también a posteriori se desplazan a las empresas. "Piden al monitor el DNI y le preguntan para quién trabaja y luego miran si está dado de alta en la Seguridad Social", explicó un guía de la zona.

Además de solicitar documentación allí mismo, se desplazan a la sede de la empresa para revisar documentación y verificar si los trabajadores cuentan con la titulación adecuada y con contratos de trabajo en regla. Pero también comprueban si llevan el material exigido por la normativa de barrancos, e incluso si en los desplazamientos de los clientes utilizan furgonetas de las empresas y no particulares, comentó un empresario. Hace unos días, estuvieron en el barranco de la Peonera, y ayer en el Formiga, ambos en la sierra de Guara, pero también se han hecho controles en el de Mirabal, en el Pirineo.

En Aragón, un decreto regula las titulaciones y exige a las empresas contratar técnicos con una acreditación específica si existe esa modalidad de formación, pero no hay control sobre las que vienen de fuera.

La intervención policial cuenta con el respaldo de la Asociación de Empresas de Turismo Deportivo de Aragón (Aetda), que estaba al corriente de la actuación. La información se transmitió a los socios detallando qué documentos debían llevar cuando se desplazasen a los barrancos con los clientes.

De hecho, antes del inicio de las inspecciones, representantes de la entidad mantuvieron reuniones con la Policía y la Guardia Civil para coordinarse. "Desde la asociación lo vemos muy bien porque se trata de luchar contra el intrusismo. Van a los sitios donde se realizan actividades para garantizar la seguridad de los participantes", declaró la presidenta, Inés Delwulf. Añadió que llevan muchos años reclamando a la Dirección General de Turismo que refuerce los controles. La intervención en las pistas de esquí también fue solicitada por las propias estaciones.

Un empresario del sector lamentó que se revise la documentación de los que son legales cuando se debería ir contra los guías pirata que se publicitan en internet. A este respecto, Inés Dewulf señaló que la asociación en ocasiones aporta datos "de empresas que nos hacen competencia desleal o que no están legalmente establecidas", y cree que esta iniciativa de la Policía y la Guardia Civil "es la mejor manera de luchar contra el intrusismo".

Las inspecciones se han iniciado en los barrancos, considerados el mayor foco de intrusismo, pero está previsto extenderlas a otras actividades como el rafting. El barranquismo representa un 18% del negocio de los deportes de aventura. El año pasado, las empresas registraron 32.400 descensos, una cifra que se duplica contando con las empresas de fuera y los particulares que van sin guía.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión