Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

Un raro fenómeno atmosférico provoca graves daños en Jaca

Sin llegar a ser un tornado, levantó parte de la cubierta de varias naves industriales y desplazó el material un kilómetro.

Uno de los afectados muestra los daños en su nave.
Uno de los afectados muestra los daños en su nave.
Laura Zamboraín

Tres naves industriales de la calle Isaac Albéniz de Jaca sufrieron ayer por la tarde importantes daños debido a una fuerte racha de viento que se registró solo en esa zona de la ciudad. Al parecer se trata de un fenómeno extraño, sin llegar a ser un tornado, que levantó parte de la cubierta de los inmuebles y desplazó los materiales un kilómetro, hasta la cantina de la estación de tren y la calle Fondabós. Cabe resaltar que ayer en la capital jacetana no se registraron rachas fuertes y el tiempo fue totalmente estable. Los daños se podrían haber producido al concentrarse el viento en el interior de las naves, y fue tan intenso que incluso movió varias vigas de hormigón que sujetaban el tejado. Dos vehículos aparcados cerca también sufrieron daños al caerles materiales.

El suceso se produjo a las 16.00, según relató Daniel Zamboraín, uno de los tres socios propietarios de un taller, y el más afectado, ya que el servicio de emergencias del Ayuntamiento de Jaca, tras una inspección, recomendó el cierre del inmueble porque todavía pueden desprenderse materiales de la cubierta. "He oído un ruido muy fuerte y se han empezado a levantar las chapas del tejado, así que me he metido en el baño. He pasado miedo porque he pensado que se venía todo abajo", contó. Mientras estaba resguardado veía cómo se desprendía todo el techo.

El extraño fenómeno duró escasos segundos. Las chapas de la cubierta fueron desplazadas por el viento. "Han venido varias personas después y me han dicho que han visto volar los materiales del tejado", explicó.

Luis Miguel Maruenda, jefe del servicio de emergencias, apuntó que la racha potente de viento, que ha podido entrar por la puerta y hacerse más intensa en el interior, había movido unas diez vigas de hormigón. En las otras dos edificaciones afectadas, también se levantó parte del tejado y además "el viento ha movido una puerta grande de una de ellas", añadió Maruenda. Dijo que se enmarca en los fenómenos incluidos en el Sinoba (Sistema de Notificación de Observaciones Atmosféricas Singulares), ideado por la Aemet para recoger y poner a disposición de los ciudadanos información sobre la ocurrencia de ciertos incidentes que se consideran singulares y que se caracterizan por ser locales, poco frecuentes y de intensidad significativa.

Da la casualidad que este fenómeno extraño no es la primera vez que ocurre, ya que hace 12 años, en la misma calle, en las mismas fechas y en un taller situado junto a los afectados ayer, se produjeron los mismos daños por los mismos motivos.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión