Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

Bolsas con raticida en una zona de esparcimiento canino de Huesca

Varios propietarios han alertado de los hallazgos, aunque por ahora no se ha detectado ningún caso de envenenamiento entre los animales.

Una de las bolsas con raticida encontradas en Huesca.
Una de las bolsas con raticida encontradas en Huesca.
Heraldo

No se ha detectado por ahora ningún caso de envenenamiento entre las mascotas, pero varios usuarios de una de los espacios de esparcimiento canino de Huesca denunciaron la pasada semana a través de las redes sociales haber encontrado bolsas con raticida en las proximidades del recinto, que se ubica junto al conservatorio de la ciudad. En total fueron tres de estas dosis, que habían sido depositadas en la zona exterior, pero al alcance de los animales desde dentro, explican los mismos propietarios de perros que encontraron el veneno.

La situación fue transmitida al área de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Huesca, que en primer lugar descartó que pudiera tratarse de alguna de las sustancias que utiliza la empresa encargada del control de plagas en la ciudad. “Pensamos que podrían haber salido de las cloacas, donde se depositan habitualmente, durante alguna tormenta. Pero la compañía nos dijo que no eran del mismo tipo de las que usaban, pues las suyas eran biodegradables”, explica la concejal Carmen García, que lo puso en conocimiento de la Policía Local de la ciudad. Pese a revisar cámaras de seguridad próximas no se pudo identificar a nadie en el momento de la colocación del raticida.

Por ahora no se han detectado más casos, pero desde este área del consistorio instan a que los dueños de mascotas que utilicen estos espacios extremen el cuidado para evitar un envenenamiento, así como que se mantengan atentos a posibles conductas extrañas en el entorno que pudieran indicar que alguien está colocando este tipo de veneno o otros elementos destinados a dañar a los animales. Con ese mismo objetivo, a modo de alerta, han sido muchos los oscenses que quisieron compartir en sus perfiles la denuncia de los dueños de perros que detectaron el veneno, y fueron numerosos los que destacaron el riesgo que puede suponer para el resto de vecinos, especialmente los niños, que el raticida se encuentre al alcance de cualquiera en estas zonas comunes.

Hace ahora un año, varias asociaciones encargadas de la protección de animales ya denunciaron a través de las redes sociales hechos similares en los espacios verdes del barrio de Los Olivos. Y en ese caso, aseguraban las mismas asociaciones, varias mascotas sí se vieron afectadas, con síntomas de intoxicación por haber tenido contacto con este tipo de venenos para plagas.

El Ayuntamiento de Huesca inauguró el pasado mes de diciembre dos zonas dedicadas al esparcimiento canino en la ciudad, acotadas para que los animales pueden moverse sin correa y con varios elementos hechos con material reciclado y dedicados al 'entrenamiento' de las mascotas. Se ubican en la parte trasera del conservatorio de la capital oscense, junto a la vía verde, y al final de la ronda de la Estación. Su apertura no gustó a todos los vecinos de las zonas donde se habilitaron, que a través de las asociaciones vecinales manifestaron al consistorio en varias ocasiones su desacuerdo, al considerar que existían otras inversiones prioritarias para el desarrollo de los barrios -se destinaron 35.000 euros-, y que la estética de estos espacios -grandes superficies delimitadas por vallas metálicas-, tampoco contribuía a ello.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión