Despliega el menú
Huesca

De Lanaja a la estratosfera para tomar el aire

Un estudiante de instituto lanzará este verano desde Huesca un globo sonda que ha fabricado él como proyecto de Bachillerato.

Prueba del paracaídas que llevará la sonda el día del lanzamiento desde Lanaja
De Lanaja a la estratosfera para tomar el aire
Víctor Creus

Este verano la localidad oscense de Lanaja va a vivir un acontecimiento especial. O espacial, vaya. Este municipio de 1.324 habitantes ha sido el lugar elegido por Víctor Creus, un joven de apenas 17 años, para ejecutar la prueba de fuego que, de superarla, le permitirá alcanzar la meta que se fijó cuando tan solo era un niño de siete: tomar aire en la estratosfera.

No es que vaya a emular al vicepresidente de Google y subir hasta allá arriba para lanzarse en caída libre, sino que este chaval de instituto ha diseñado y fabricado un globo sonda que, si todo sale bien, ascenderá hasta una altura de 35.000 metros para captar imágenes espectaculares y, de paso, traer de vuelta una muestra del aire que se concentra en esa capa de la atmósfera.

No será la primera vez que un globo sonda de este tipo despegue de suelo aragonés. Un grupo de estudiantes de la Universidad de Zaragoza ha lanzado unos cuantos desde el 2013 en la comarca del Campo de Borja. También lo hicieron desde Alcubierre los alumnos de un instituto de Lérida y hace no mucho, los del IES de Grañén, Bujaraloz y Sariñena desde el campo de fútbol de Bujaraloz. Sin embargo, sí que será el primero tan ambicioso impulsado por un único alumno de instituto.

Víctor Creus es catalán y estudiante de Bachillerato en Rosas. De niño se quedó fascinado por cómo se veía la tierra en un vídeo de Youtube que mostraba el viaje de un globo sonda y, cuando en primero de Bachillerato le dieron la oportunidad de hacer un proyecto libre, no se lo pensó dos veces. Sus abuelos eran de Lanaja. De hecho, cuenta que su familia tiene una casa en la localidad desde hace 150 años y por eso decidió fijarlo como punto de despegue. Esta semana se ha puesto en contacto con el alcalde y a finales de julio tendrá lugar el lanzamiento. El día no se sabrá hasta el último momento. Se fijará en función del viento y las condiciones meteorológicas.

El globo sonda de Víctor, bautizado como Atcres, es además más resistente que otros que se han lanzado hasta la fecha. Cuanta más altura, menos presión, por lo que el gas tiende a expandirse. Como el globo va lleno de helio, durante el ascenso va creciendo poco a poco y llega un momento en el que el material ya no aguanta más y explota. El de Víctor es de tótex, un material más flexible que el látex y que, según ha calculado el joven, se expandirá unos quince metros antes de romperse. Entonces la caja empezará a caer y con la fricción se abrirá el paracaídas que también ha diseñado él.

Aunque parece que estas cosas son para él casi como hacer manualidades. "Lo más difícil -dice-, ha sido la programación y construcción de lo que es el cerebro de la sonda, del hardware que le permitirá captar y transmitir los datos en tiempo real: temperaturas, presiones, posición, velocidad del viento...". Cómo no, también grabará vídeo de todo el proceso en 4K, aunque en este caso no se podrá ver en directo y habrá que esperar a recuperar la sonda tras el aterrizaje.

"Lleva un GPS pero podría caer en un radio de 200 kilómetros y si aterriza en un lugar sin cobertura podríamos perderla", avisa Creus. Si pese a ello consiguen encontrarla, los vecinos de Lanaja podrán disfrutar de una perspectiva nunca vista de su pueblo y además Creus dispondrá de la muestra de aire que le permitirá analizar la composición de la capa de ozono y la contaminación que rodea la Tierra.

De momento este concienzudo alumno ha tenido que hacer una inversión cercana a los 2.000 euros y busca micromecenas a través de internet para poder recuperarla. En cuanto a apoyo técnico, ha conseguido ayuda de profesionales del Instituto de Estudios Espaciales de Cataluña, del observatorio del Ampurdán y de profesores de universidad. Además de, por supuesto, el personal docente de su instituto en Rosas.

Etiquetas
Comentarios