Despliega el menú
Huesca

El busto de San Lorenzo se hace peluche

El muñeco Lorien recrea la figura del patrón de Huesca.

Lorien, el peluche inspitado en San Lorenzo.
Lorien, el peluche inspitado en San Lorenzo.

La voluntad de Juan Fernández de hacerle a su hijo Mario un regalo especial, dio lugar al primer Lorien, un peluche de 15 centímetros que recrea al patrón de Huesca. “Fue hace tres años, cuando el niño acababa de nacer y le dije a mi mujer que quería hacerle algo diferente, que fuera único. Como soy oscense pensé en algo ligado a la ciudad y después de los primeros esbozos y la ayuda de un amigo diseñador, creamos el muñeco”, explica su ‘padre’, que recurrió a una empresa de Barcelona en productos personalizados para llevar a cabo ese primer San Lorenzo hecho peluche, que ahora se convierte en un recuerdo de la ciudad, acto para sus vecinos pero también para los visitantes.

Fijo en el carrito de paseo de Mario, el juguete llamaba la atención de todos aquellos que saludaban al pequeño, y fueron muchos los que se interesaron sobre cómo hacerse con un muñeco tan oscense. Esto hizo pensar a Juan Fernández en la posibilidad de crear más. Empezó entonces registrando el diseño, con diferentes modelos y colores, y pidiendo una segunda tirada, que regaló entre amigos y familiares. Algunos de estos los mostraron en redes sociales, creando un aluvión de peticiones que sirvieron como señal para lanzarse a comercializarlo, estableciéndose como empresa junto a su socio en esta aventura, José Pueyo. “Se trata de algo que combino con mi trabajo, aunque ojalá algún día pueda dedicarme únicamente a ello”, relata Fernández.

Aunque tuvo gran éxito ya desde los primeros días,  la creación tuvo entonces que cumplir con el filtro que suponía el registro del ‘copyright’ que realizó el pasado verano la Real Cofradía de San Lorenzo y el Obispado de Huesca de la imagen del busto, además de la medalla, el emblema y el nombre, con el fin de controlar mediante una autorización el uso de estos. “Les presentamos el proyecto y les gustó. Era un paso que había que dar y aunque en el primer momento nos retrasó el lanzamiento, la verdad es que estamos muy agradecidos a la Cofradía, porque nos han puesto muchas facilidades”, asegura Juan Fernández.

Ahora, Lorien se puede encontrar en casi una decena de tiendas de Huesca, de todo tipo de sectores. “Está a la venta en establecimientos de recuerdos, tiendas de puericultura, restaurantes y hoteles, aunque nuestro primer objetivo del muñeco es más enfocarlo a un souvenir de la ciudad que a un juguete”, explica el creador del peluche laurentino, que no obstante sí plantea en un futuro utilizar la misma imagen para nuevos productos, más enfocados a los más pequeños, como sonajeros o ropa de cuna, en lo que sería la creación de toda una marca.

“Ahora tenemos un único modelo, de 15 centímetros y en el que nos tomamos la licencia de ponerle colores más cálidos que los que inspira el material del busto, pero planteamos jugar también con el tamaño, y poder convertirlo incluso en llaveros”, añade Fernández, casi abrumado por el éxito de su proyecto y el interés que está suscitando, especialmente en las redes sociales. Acompaña el peluche de una caja en la que explica su historia y se puede comprar por 19,95 euros. 

Etiquetas
Comentarios