Despliega el menú
Huesca

Heridos graves dos montañeros catalanes en la cresta de Alba de Benasque

Un médico y guardias del Greim pasaron la noche con ellos a 3.000 metros de altitud.

Dos montañeros se encuentran hopitalizados, uno en Huesca y otro, más grave, en Zaragoza, tras sufrir un accidente el pasado lunes en Benasque. Se trata de dos varones de Lérida, de 19 y 26 años, que tuvieron la precaución de decir en sus casas adónde se dirigían, una información que quizá les salvó la vida.

Fueron precisamente las familias las que alertaron a la Guardia Civil cuando ayer por la noche no tenían noticias de ellos. Sobre las 21.00 llamaron a la central de la Comandancia de Huesca para indicar que los dos jóvenes habían salido esa mañana para subir a la cresta conocida como de los Quince Gendarmes del Alba y que no habían regresado ni sabían nada de ellos.

Una patrulla de Seguridad Ciudadana del puesto de Benasque se aproximó a la zona donde se suponía que deberían haber dejado su vehículo, localizándolo allí estacionado. Mientras, personal del Greim de Benasque y la unidad aérea que desde hace unos días tiene su base en esta localidad, para reforzar al helicóptero de Huesca, se dirigían, junto con un médico del 061, a la cresta del pico Alba.

Desde el aire y después de varias pasadas, cuando ya era casi de noche, se avistó a los dos montañeros, a unos tres mil metros de altitud. Según informó la Guardia Civil, “uno de ellos tumbado en el suelo inerte y el otro realizando señales”. Los pilotos dejaron a los socorristas y a la médico a unos doscientos metros y tuvieron que regresar a la base ya que apenas quedaba luz.

El equipo de rescate pudo asegurar a los accidentados y trasladarlos a una pequeña repisa donde pasar la noche, utilizando cuerdas, ya que, según explicaron los equipos de emergencia, “se encontraban en una canal con mucha pendiente, muy expuesta y con abundantes rocas de gran tamaño sueltas”.

La médico los atendió y les curó las abundantes heridas que sufrían, abrigándolos para pasar la noche ante la imposibilidad de evacuarlos a pie dado su estado y las condiciones del terreno, muy abrupto.

Esta manaña, con las primeras luces, el helicóptero de la unidad aérea con base en Huesca y otro especialista del Greim de Benasque, procedieron a evacuarlos. Sufren numerosos traumatismos, especialmente uno de ellos. Trasladados al hospital San Jorge de Huesca, allí esperaba el helicóptero del 112, que llevó al más grave al hospital Miguel Servet de Zaragoza.

La Guardia Civil ha destacado que el hecho de haber dicho a un familiar el lugar y la actividad que iban a realizar, hizo posible que se pudieran comenzar las labores de búsqueda inmediatamente y la localización de los montañeros, lo que facilitó una primera atención médica.

En el lugar donde ocurrió el accidente perdió la vida el año pasado una montañera. La cresta del Alba es una vía de ascensión al pico del mismo nombre (3.118 m), una de las rutas clásicas del Pirineo y una de las más largas (un kilómetro). El recorrido exige ir superando las aristas (conocidas en el argot como gendarmes, de ahí su nombre popular) y plantea algunas dificultades, con pasos aéreos y tramos de escalada.

Se la considera apta para montañeros expertos equipados con material técnico. Quienes la han realizado advierten de que hay que extremar la precaución por algunos bloques de roca menos seguros.

Etiquetas
Comentarios