Despliega el menú
Huesca

Salud Pública registra tres nuevos casos de intoxicaciones por comer atún en Huesca

El lote procedía de Cádiz y es del mismo productor que provocó el brote anterior con otros cuatro afectados.Investiga si hay hay más producto del mismo proveedor para retirarlo.

Atún fresco en una pescadería.
Atún fresco en una pescadería.
Pixabay

Salud Pública ha registrado tres nuevos casos de intoxicación por el consumo de atún en Huesca. Así, ya son siete las personas que han sufrido escombrotoxismo al ingerir este pescado, procedente de un mismo proveedor de Cádiz, en las tres últimas semanas. Salud Pública investiga si hay más producto para proceder a retirarlo y notificará la situación a la Agencia de Seguridad Alimentaria.

Según informa el último boletín epidemiológico de Salud Pública, este último brote de escombrotoxismo afectó a tres de las 14 personas que comieron en un establecimiento público de la provincia de Huesca. Según esta misma fuente, presentaron síntomas «compatibles con intoxicación por histamina». Por ello, responsables de la sección de Higiene Alimentaria se desplazaron al local para la investigación correspondiente y se adoptaron las medidas de control necesarias.

De momento, Salud Pública ha confirmado que los tres últimos brotes (dos en Zaragoza y uno en Huesca) tienen en común que el pescado causante de la intoxicación procedía de Cádiz. Aunque en principio la semana pasada se informó de otro brote más, finalmente este se ha descartado al confirmarse que la intoxicación fue por una mala manipulación por parte del restaurante y no a que el producto estuviera contaminado en origen.

Con estos últimos afectados, en lo que llevamos de año, se han notificado seis brotes con 13 casos. De ellos, siete se han concentrado estas últimas tres semanas. Precisamente, Salud Pública va a notificar a la Agencia de Seguridad Alimentaria la situación y ha iniciado una investigación para retirar el producto si hubiera más distribuido por más pescaderías.

Los expertos han pedido cautela y han asegurado que las reacciones por estas intoxicaciones son leves en la mayoría de las ocasiones. El síndrome escombroide, causado por el consumo de atún, provoca hormigueo y ardor alrededor de la boca, rubor y sudoración facial, nauseas y vómitos, cefalea, palpitaciones, mareos y erupciones.

Romper la cadena de frío

Fuentes sanitarias reconocen, sin embargo, que se han acumulado más casos de los habituales en muy poco periodo de tiempo. El escombrotoxismo se produce tras haber consumido pescado con grandes cantidades de histamina libre (más de 20 mg por 100 gramos de pescado). El atún contiene en su composición natural histidina. Un aminoácido que, en acción con las bacterias, se convierte en histamina cuando en cualquier momento se rompe la cadena de frío. La persona termina consumiendo una cantidad de histamina mayor y, por ello, se produce este síndrome. Estos ceden de manera espontánea en aproximadamente doce horas y no quedan secuelas permanentes.

La enfermedad también es causada por peces no escómbridos (atún, escombro o caballa), pero también puede ser originada por cualquier alimento (como algunos quesos), que contenga los aminoácidos apropiados y que experimente contaminación por determinadas bacterias.

Etiquetas
Comentarios