Despliega el menú
Huesca

Hosteleros y vecinos confían en una solución al cierre de la carretera de Añisclo

La administración regional no ha informado a los ayuntamientos afectados del verdadero alcance del problema estructural detectado en el túnel.

Cañón de Añisclo
Cañón de Añisclo

Hosteleros y vecinos situados en la zona de influencia de la carretera de acceso al Parque Nacional de Ordesa, cerrada desde el pasado mes de abril debido a los problemas detectados en un túnel del trazado, confían en que el Gobierno aragonés aporte una solución antes del verano.

La administración regional no ha informado aún a los ayuntamientos afectados del verdadero alcance del problema estructural detectado en el túnel, horadado en una ladera que amenaza con desprendimientos.

Según ha explicado la presidenta de la Asociación de Hosteleros del Sobrarbe, Paz Agraz, el Ejecutivo regional está "absolutamente involucrado" en buscar una solución que, en primer lugar, dé prioridad a la seguridad de las vidas humanas.

Agraz se ha mostrado convencida de que desde la administración autónoma, en colaboración con la dirección del Parque Nacional de Ordesa y de los municipios afectados, se está buscando la "mejor solución posible", aunque ha admitido al tiempo que este eje podría no estar en servicio en verano.

Se trata de un eje viario "vital" para el desarrollo socioeconómico de este sector del territorio protegido de Ordesa, pero también de importancia para la comunicación de los vecinos de la zona.

La responsable de los hosteleros del Sobrarbe ha incidido en la necesidad de llevar a cabo, como solución alternativa, la mejora y adecuación de la carretera Puyarruego-Buerba, por la que el tráfico turístico regresaba a su punto de destino tras acceder por la vía ahora cerrada de Añisclo.

El teniente de alcalde de Fanlo, Antonio Nerín, también se encuentra a la espera de que la administración autonómica informe a los ayuntamientos afectados del verdadero alcance del problema detectado en el túnel, así como de posibles soluciones y plazos.

"Yo no sé si el problema es grave -ha subrayado-, pero al enfermo (en referencia al túnel) se le ha puesto un termómetro y estamos a la espera de que haya un diagnóstico".

El edil se ha mostrado convencido de que el Ejecutivo regional informará a los ayuntamientos afectados de la situación en cuando disponga de un diagnóstico real del estado de la ladera que horada el túnel.

Ha expresado su preocupación, sin embargo, de la repercusión que tendrá esta situación si el cierre se prolonga más allá del verano, ya que el turismo, ha destacado, "quiere subir en coche por Añisclo y regresar por Puyarruego".

Nerín ha lamentado el mal estado en el que se encuentra el trazado del eje Puyarruego-Buerba, doce kilómetros que no han sido reparados desde que se construyó y que en la actualidad están salpicados de innumerables baches.

A su juicio, el estado de este eje no sólo da una imagen "deplorable" de cara al turismo sino que podrían originar numerosos problemas de seguridad en el verano si se constituye en la única alternativa de acceso a la zona.

Ha destacado a este respecto que en años anteriores la carretera, en las inmediaciones de la pequeña zona de aparcamiento situada en San Úrbez, se llena de coche estacionados a los dos lados de la vía.

Sólo en el puente de mayo del año pasado, ha añadido, pasaron más de 12.000 personas por el núcleo de Buerba a través de este eje.

El mal estado del firme y la peligrosidad de algunas de las curvas hacen de esta vía, a su juicio, un eje en el que podrían producirse situaciones de riesgo.

Por esta razón, considera necesario acometer el bacheo del trazado, la mejora de algunas de las curvas y el cimentado de los arcenes.

Ha añadido que "independientemente" de la importancia de esta vía de cara al turismo, en la actualidad es un eje vital para las comunicaciones de los vecinos de la zona. EFE

15-05-2017, 16:20:00

Etiquetas
Comentarios