Despliega el menú
Huesca

El granizo provoca daños de hasta el 80% en 3.600 hectáreas de cultivo de la comarca de Monegros

La tormenta empezó en Perdiguera y siguió la falda de la sierra hasta Leciñena, Alcubierre, Lanaja y Lalueza.

Miguel Ángel Biarge, Javier Ardid, José Manuel Gavín y José Manuel Cajal observaban ayer los daños en un campo de cebada de Alcubierre.
Miguel Ángel Biarge, Javier Ardid, José Manuel Gavín y José Manuel Cajal observaban ayer los daños en un campo de cebada de Alcubierre.
P. P.

"Una gran parte de la producción está en el suelo y en algunos campos, ni siquiera obtendremos lo suficiente para pagar el trabajo de la cosechadora". Así de contundente se mostró ayer Miguel Ángel Biarge, agricultor de Alcubierre, después de observar los daños que la tormenta de granizo del pasado miércoles dejó en varios campos de cultivo de Los Monegros. En total, según los cálculos iniciales del sindicato UAGA, resultaron afectadas unas 3.600 hectáreas. Del conjunto, la mayoría se corresponde con tierras de secano ocupadas por cereal de invierno y el resto, con cultivos de regadío y algo de huerta.

La tormenta se inició en la localidad de Perdiguera (Zaragoza) y desde allí, siguiendo la falda de la sierra, casi paralela a la carretera A-129, llegó hasta Leciñena, Alcubierre, Lanaja y Lalueza. La piedra, del tamaño de un garbanzo, cayó acompañada de gran cantidad de agua pero con fuerza. De acuerdo a las primeras estimaciones, el municipio con más superficie afectada es Alcubierre, donde resultaron dañadas unas 1.200 hectáreas. En este caso, todas son de secano, ocupadas por cebada, trigo y guisante.

En Lanaja, la cifra también es elevada, con 1.100 ha dañadas. Dentro de ellas, hay cultivos de secano y también de regadío como alfalfa, maíz o guisante verde. Las mayores pérdidas están en la cebada, que presenta daños de entre el 20 y el 80%. La piedra ha dejado en el suelo gran parte de los granos, que estaban en plena formación y ha tronzado muchas de las espigas, según indicaron varios agricultores de Alcubierre y Lanaja, que consideran "imposible" su recuperación. Algo que podría ocurrir en los campos de regadío, especialmente en la alfalfa y el maíz, con mayor capacidad de regeneración.

Antes de la tormenta, en los campos de cebada, esperaban obtener "unos 4.000 kilos por hectárea y ahora, si hay suerte, saldrán unos 1.200", señaló Biarge, que calificó la situación de "desastrosa". De hecho, "ni siquiera obtendremos lo suficientes para cubrir los costes", añadió. En el trigo, las afecciones van del 20 al 30% y en guisante, del 30 al 50%.

Las estimaciones todavía son provisionales, ya que algunos cultivos podrían recuperarse y otros, todo lo contrario, ya que el pedrisco los ha debilitado y por lo tanto, son "más susceptibles a enfermedades", explicó otro de los afectados en Alcubierre, José Manuel Gavín, que ha sufrido graves daños en su explotación.

En Leciñena y Perdiguera, las hectáreas afectadas rondan el millar con un porcentaje de daños muy similar, según explicó Fernando Lavilla, vecino de la segunda población, que ha visto como la tromba de agua y granizo ha afectado a su huerto ecológico. En este caso, el cultivo más dañado ha sido la cebolla, pero también la acelga y el pimiento. En Lalueza, el granizo golpeó con fuerza, pero la superficie afectada fue menor, unas 300 hectáreas, según señalaron desde UAGA.

Segundo año con mermas

En Alcubierre y Lanaja, se trata de la segunda cosecha consecutiva mermada por el granizo. El pasado año una gran tormenta se cebó con ambos municipios tan solo unos días antes de iniciarse la cosecha. En esa ocasión, el pedrisco alcanzó un mayor tamaño y al final, las pérdidas fueron enormes. "De nuevo, las expectativas eran inmejorables y por segunda vez, vemos reducidas nuestras cosechas, lo que te hace caer en el desánimo, ya que trabajas todo el año con gran esmero y dedicación", señaló Gavín, después de resultar afectado por las dos tormentas. En su caso, como la mayoría, tiene asegurada su explotación y, como explica, solo espera que las peritaciones sean adecuadas.

Etiquetas
Comentarios