Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

La modernización de regadíos de Molinar de Flumen estará finalizada en 2020

Se completará con la construcción de otra balsa que estará en altura y "en la que está el ahorro".

La modernización de regadíos de la Comunidad de Regantes de Molinar del Flumen, en Huesca, afectará a unas 4.800 hectáreas, beneficiará a más de 400 agricultores y se prevé que esté concluida en 2020 tras una inversión global de 36 millones de euros entre todas las fases en las que se divide el proyecto.

La directora general de Desarrollo Rural y Política Forestal, Esperanza Orellana, ha asistido en Zaragoza a la firma del convenio entre el Ministerio de Agricultura, a través de la Sociedad estatal Seiasa, y esta Comunidad de Regantes para la construcción de dos balsas en las proximidades del río Flumen, a ambos lados de Sangarrén, que se espera que estén concluidas el próximo año y que suponen una inversión de 9,4 millones de euros.

El acuerdo ha sido rubricado por presidente de la Comunidad de Regantes de Molinar del Flumen, Felipe Gómez de Valenzuela, y el presidente de Seiasa, Francisco Norte, en presencia también del delegado del Gobierno en Aragón, Gustavo Alcalde.

Orellana ha explicado que la construcción de estas dos balsas, que se espera que estén concluidas el año próximo, dan continuidad a otras acciones en colaboración con esta Comunidad, que se están ejecutando en la actualidad, y que suponen un presupuesto total de 36 millones de euros que beneficiarán a más de 400 agricultores.

El mismo proyecto prevé la futura construcción de una tercera balsa adicional en copa, en altura para reducir el coste energético del riego, que comenzará a proyectarse este año y que se abordará en un nuevo convenio, ha explicado.

La directora general de Desarrollo Rural y Política Forestal ha resaltado en el acto la apuesta del Gobierno por la agricultura de regadío, "moderna y cada vez más sostenible por la modernización", una modernización que es necesaria para hacer frente al reto de la agricultura del presente y del futuro "que es producir más con menos", ha recordado.

Y ha recordado que en los últimos diez años en España ha aumentado la superficie de regadío un 7%, con una reducción del consumo de agua del 14%, y que España es el país de la Unión Europea con más superficie de regadío, más de 3,6 millones de hectáreas que representan un 15% de la superficie agraria útil.

Ha añadido que, desde 2002, se han modernizado en el país casi 1,5 millones de hectáreas, cerca del 39 % del regadío total, con una inversión pública de más de 1.900 millones de euros y un ahorro de agua estimada de más de 3.000 hectómetros cúbicos anuales.

Por ello, ha insistido en que esta es la vía en la que el Gobierno quiere profundizar porque la modernización de regadíos es una apuesta "imprescindible" para garantizar la competitividad y sostenibilidad del riego hacia el futuro, al tiempo que ha señalado que "una hectárea de regadío produce 8 veces más que una de secano".

También el delegado del Gobierno en Aragón ha resaltado la importancia del convenio rubricado hoy, que se incluye "dentro de los esfuerzos del Ministerio para modernizar el regadío en decenas de actuaciones" y que se traducen en inversiones.

En este sentido, ha citado que "solo desde la creación de Seiasa, en 2002, esta inversión se traduce en 265 millones".

Alcalde ha enfatizado que regar "significa desarrollo" y ha apuntado que este proyecto posibilitará que a los más de 400 agricultores de la Comunidad de Regantes, que cultivan en su mayoría alfalfa, maíz y cereal de invierno, se les abra la posibilidad de introducir nuevos cultivos con el regadío por aspersión.

A este respecto, el presidente de la Comunidad de Regantes, Felipe Gómez de Valenzuela, ha enfatizado que los 450 regantes a los que beneficiará este acuerdo "son 450 familias en un territorio difícil, en el que no es fácil vivir y en el que se va a crear empleo y trabajo".

El convenio firmado, que afecta a los municipios de Torres de Barbués, Barbués y Sangarrén, agrupados ahora en una única Comunidad de Regantes, prevé la construcción de dos balsas en las proximidades de esta última población, en los dos extremos del río Flumen, que tendrán una capacidad conjunta de un millón de hectómetros cúbicos.

Se completará con la construcción de otra balsa que estará en altura y "en la que está el ahorro", ha enfatizado, que tendrá un coste de 6 millones de euros y prevé que todo el proceso de modernización, que ya se está ejecutando con la red de riego, esté concluido en 2020.

Los trabajos, que ejecutará la sociedad estatal Seiasa, serán financiados en un 15 por ciento por el Gobierno de Aragón y el 85 por ciento por los regantes, aunque el dinero será adelantado por el Estado.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión