Huesca
Suscríbete por 1€

Piden equipamiento adecuado para la única mujer del Greim en España, destinada en Benasque

La AUGC denuncia que la socorrista, que lleva ya siete años en las unidades de montaña, tiene que comprarse el material.

La única mujer que presta servicio en los 26 Grupos de Rescate e Intervención en Montaña de la Guardia Civil en España, que está destinada ahora en Benasque, se tiene que comprar la mayoría del equipo que usa en los salvamentos ya que solo le proporcionan el material diseñado para hombres y le entra agua en el neopreno y la bota, el arnés o la mochila no se ajustan a su complexión. El total, los Greim cuentan con 254 guardias.

Así lo ha denunciado la Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC), que ha reclamado al área de Riesgos Laborales del Consejo de la Guardia Civil "que se dote, en el menor de los tiempos posibles, al personal femenino integrante de la especialidad del material y equipamiento adaptado a su fisonomía, a fin de contar con todos los elementos necesarios para la realización del servicio encomendado en la mejor de las condiciones posibles".

El secretario general de la AUGC en Aragón, Juan José García, confía en que la reivindicación sea atendida a la mayor brevedad posible ya que advierte de que esta especialista "se puede estar jugando la vida si por ejemplo utiliza un neopreno inadecuado en un rescate en un barranco". La socorrista ha pasado ya por distintos grupos y equipos de la provincia de Huesca y está inmersa ahora en un curso externo especializado de guía de montaña para mejorar su formación.

Desde la AUGC critican que el equipamiento que se le ha facilitado hasta ahora es único y exclusivo del sexo masculino, sin tener en cuenta la diferente fisonomía de las mujeres. Así, explican que en el caso del neopreno, al no ajustarse a las medidas femeninas "para que le vaya bien de caderas y pierna tiene que coger una talla que le queda muy holgada de hombros y brazos por lo que el agua entra y sale continuamente suponiendo una pérdida constante del calor corporal".

Rozaduras y llagas por la bota

También tiene problemas con el arnés ya que debido a las diferencias en la forma de la pelvis de un hombre y una mujer y evitar roces, el anillo ventral debería tener entre 5 y 7 centímetros más de longitud. En cuanto al calzado, el pie femenino tiene menor anchura que el masculino, más arco plantar y el talón es más estrecho "por lo que llevar una bota de horma masculina, que es más ancha, hace que el pie tenga holgura produciendo rozaduras y llagas", advierten.

Otro de los ejemplos del material inadecuado es la mochila ya que debería ser más corta para adaptarse a la espalda de una mujer y con las hombreras más estrechas y cortas para evitar que apriete contra el pecho. Los cinturones de la cadera y del pecho también son diferentes.

Juan José García lamenta que los responsables de la Jefatura de Montaña, que tiene su sede en Jaca, "son conocedores de todo esto desde hace tiempo y no han puesto solución hasta ahora". Desde la Comandancia de Huesca no quisieron hacer ninguna valoración sobre esta petición.

El secretario general considera que la "falta de voluntad" para dar una solución a este problema es una muestra de que "la presencia de la mujer todavía no está normalizada en la Guardia Civil, donde no hay ningún tipo de política para favorecer su integración y la prueba es que es el cuerpo de seguridad con menos mujeres en sus fijas". Además, denunció que no es un caso aislado ya que, por ejemplo, la Comandancia de Zaragoza ha abierto una peluquería ‘low cost’ de uso exclusivo para hombres.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión