Huesca
Suscríbete

Las grietas de la ermita de San Jorge siguen abiertas y la misa del 23 será en una carpa

Las obras de consolidación del cerro de Huesca no han terminado y el templo no puede abrirse al público.

La ermita de San Jorge en Huesca sigue cerrada un año después. El hormigón inyectado para sujetar las laderas del cerro donde se ubica ha hecho su efecto, pero el terreno todavía no está consolidado y las grietas del templo se resisten a cerrarse. Una de ellas continúa moviéndose, según refleja uno de los testigos en la medición realizada ayer mismo. Las paredes tienen que estar asentadas para acometer la reparación interior, por lo que la misa del 23 de abril, Día de Aragón, volverá a celebrarse bajo una carpa que el Ayuntamiento colocará en la explanada, como en 2016.

Será la tercera ocasión en la que la ermita permanecerá cerrada esta fecha, único día en el que se abre al público. En 2003, el santuario, propiedad del ayuntamiento y del S. XVI, también tuvo que cerrar para realizar obras de urgencia. Aquel año se derribó la casa de la santera, adosada por el exterior a la parte donde está el altar. Hacía ya 10 años que se habían observado hendiduras en el interior del templo y se atribuyeron a la situación de ruina de ese edificio, levantado a principios del siglo XX.

Con esta demolición, los muros laterales de la ermita se agrietaron. Las hendiduras aparecieron en la fachada trasera y la lateral que está próxima a un gran muro en la ladera, que hace de contención de parte del talud de la explanada en la que se levanta el templo. Entre 2003 y 2007 se realizaron diferentes intervenciones en los muros y se sustituyó la cubierta, que aligeró su peso y redujo las grietas en las bóvedas. Costó casi 130.000 euros y fue eficaz varios años, pero las fisuras volvieron a aparecer.

Se pensó entonces que el problema, en vez de constructivo, podría ser geológico y relacionado con el terreno en el que se cimenta la ermita. El año pasado, el Ayuntamiento encargó un estudio geotécnico que constató que las grietas del edificio eran por un deslizamiento de la ladera sobre la cual se asienta. Esos informes señalaron que la estabilidad del y templo en su conjunto no corría peligro, pero que las grietas, que estaban activas, producían desprendimientos de cascotes o fragmentos que podrían causar daños al caer de cierta altura. Se recomendó evitar el acceso del público al interior.

Una corona de hormigón

Las obras, con un coste de 49.000 euros, comenzaron a primeros de septiembre. Se reforzó el muro exterior con una viga hormigonada. Después, se inyectaron unas lanzas de unos ocho metros de longitud que quedarán hormigonadas formando una especie de corona que sujeta toda la cimentación. Al mismo tiempo, se colocaron testigos en las grietas interiores y exteriores de la ermita para, tras una espera de seis meses, comprobar que ese movimiento ha finalizado y que la ladera está asentada.

La concejala de Urbanismo y Fiestas, María Rodrigo, explicó ayer que de los ocho testigos colocados "uno todavía tiene movimiento". "Parece que la intervención está funcionando, pero vamos a esperar nuevas mediciones que certifiquen la consolidación antes de acometer la reparación de las grietas», añadió.

La misa es uno de los muchos actos que el 23 de abril se organizan en el cerro de San Jorge, lugar de encuentro de familias y de grupos de jóvenes durante toda la jornada. Reparto de torta y bocadillos, deporte, música, teatro y folclore se desarrollan durante todo la jornada en este emplazamiento.

Además, desde hace varios años el Ayuntamiento lleva a cabo actuaciones preventivas dirigidas a menores dentro del programa ‘Alcohol: conoce tus límites’ para evitar, entre otras situaciones, comas etílicos y peleas, según indicó la concejala de Servicios Sociales, Silvia Mellado. Los educadores facilitarán información durante el reparto de bocadillos y agua entre los grupos de jóvenes. Habrá música y talleres para favorecer la participación en actividades alternativas y ‘rondas de observación y ayuda’ para detectar a quienes presenten sintomatología por abuso de alcohol o conductas de riesgo. La Zona Joven abrirá a las 9.30.

El programa festivo del Día de Aragón cuenta con más de 50 actos en Huesca. Las actividades comenzaron el fin de semana pasado con el IV Encuentro Nacional de Escuelas de Folclore ‘José Rodrigo Gabarre’ y se prolongan hasta el día 30, fecha en la que se celebrará el Festival Multikulti.

El día de San Jorge abrirán los puestos del Día Mundial del Libro en los Porches de Galicia durante toda la jornada.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión