Despliega el menú
Huesca

El Pirineo no recibe "ni un céntimo" de los 15 millones entregados a la CHE por las eléctricas

De las 30 obras realizadas con cargo a ese fondo, ninguna es para los pueblos con embalses o saltos. Adelpa dice que "es de juzgado de guardia" que no se invierta en los territorios cedentes de agua.

Los fondos obtenidos por la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) de las empresas hidroeléctricas han permitido acometer 30 actuaciones en la cuenca del Ebro, por valor de casi 15 millones de euros, pero ninguna en el Pirineo, territorio cedente de agua y donde están las  infraestructuras.

El denominado Fondo de Inversión generado por Energía Reservada, la que las hidroeléctricas deben ceder al Estado a cambio de las concesiones de saltos (un 25% de la producida), se creó en el año 2015 con 15 millones de euros. Ese ejercicio se gastaron 3,1 millones de euros; al siguiente, 5,3; y en esta anualidad, pendientes de ejecutar, hay 6,3. El dinero ha ido a la modernización de regadíos, el acondicionamiento de acequias, la impermeabilización del embalse de Mediano o la estabilización de un talud en el canal de Navarra.

La Asociación de Entidades Locales del Pirineo Aragonés (Adelpa), que agrupa a 108 municipios, denunció ayer que con ese fondo se han pagado obras que debería haber financiado la CHE de sus presupuestos, pero ni un solo euro se ha invertido en sus municipios, pese a que el artículo 67 del Plan Hidrológico de la Cuenca del Ebro establecía entre las prioridades de la energía reservada la restitución a los territorios afectados por los embalses y los saltos hidroeléctricos. El artículo se ha modificado en el nuevo plan y permite a la Confederación repartir los beneficios discrecionalmente en toda la cuenca, pero en 2015 estaba vigente.

"Es de juzgado de guardia que no se haya invertido ni un céntimo donde están las centrales hidroeléctricas ni los embalses. Y sin embargo, el dinero ha ido a modernizar regadíos y sustituir  compuertas de embalses", declaró ayer Pablo Castán, presidente de Adelpa. "Sería justo y lógico que algo revirtiera al territorio", añadió el vicepresidente, Jesús Escario. Ambos mantuvieron ayer un encuentro con el parlamentario socialista Gonzalo Palacín, promotor de varias iniciativas aprobadas en el Congreso de los Diputados a favor de los municipios con embalses y saltos eléctricos.

"De los 30 expedientes financiados con cargo al fondo ninguno es para las zonas afectadas y por eso es fundamental modificar el artículo 67 para que todo lo que se ingrese por esos conceptos se destine a los municipios que han visto limitado su desarrollo por esas infraestructuras, para que la gente deje de marcharse o pueda volver al territorio", declaró Palacín.

La Confederación solo ingresó de este fondo 332.346 euros en 2016, según ha reconocido el Gobierno en una respuesta parlamentaria. "No entendemos que por el 25% de todas las centrales, que suman 1.152 megavatios,  nos digan que solo se ha ingresado esa cantidad. O no se está exigiendo el dinero a las hidroeléctricas o no pagan. Por eso hemos vuelto a preguntar", aclaró el diputado.

Tres empresas

Hay 16 aprovechamientos hidroeléctricos en la cuenca del Ebro  obligados a ceder energía. Pertenecen a Endesa, Iberdrola y Acciona, y casi todos están en el Pirineo. Propiedad de la primera hay ocho en la cuenca del Noguera-Ribagorzana, además de Santa Ana, Ribarroja y Mequinenza. A Iberdrola pertenecen Mansilla y Najerilla (La Rioja); y a Acciona, Mediano, el Grado y el Canal Imperial de Aragón. En las condiciones de concesión se estipulaba que el Estado tendría derecho preferente al disfrute del 25% de la energía producida durante el plazo del aprovechamiento.

Etiquetas
Comentarios