Despliega el menú
Huesca

Monzón supedita la continuidad del Cristo del castillo al criterio de Patrimonio

Las obras de rehabilitación reavivan la polémica sobre la estatua. CHA apuesta por retirarla y el PP, por mantenerla.

La estatua, de gran altura, domina el patio de armas del castillo de Monzón.
La estatua, de gran altura, domina el patio de armas del castillo de Monzón.
José Luis Pano

¿Debe permanecer en el castillo de Monzón la gran escultura del Sagrado Corazón, instalada a mediados del siglo XX? Esta cuestión se vuelve a plantear en el Ayuntamiento de Monzón a raíz de las obras de restauración de la fortaleza templaria aprobadas por el Estado. El debate no es nuevo, y de vez en cuando reaparece sobre la mesa de asuntos municipales, confrontando posiciones ideológicas. La escultura del Sagrado Corazón, sita en la proa del patio de armas –uno de los lugares más visibles desde la ciudad- fue una donación realizada en los años 50 por la empresa local Hidro Nitro Española.

Para el equipo de Gobierno la continuidad o no de la imagen del Sagrado Corazón de Jesús "dependerá de los criterios técnicos que nos marque Patrimonio para preservar el castillo y que esté en las mejores condiciones", según informa el concejal de Urbanismo y diputado socialista Gonzalo Palacín. Este impulsaba ayer precisamente en la comisión de Cultura del Congreso la aprobación por unanimidad de la propuesta presentada por el PSOE para instar al Gobierno central a que destine los fondos necesarios para acometer la rehabilitación integral del castillo, y no solo actúe en obras de emergencia.

Medio millón de euros más

De momento el Estado invertirá 570.000 euros para realizar obras de conservación, que empezarán después de Semana Santa y se prolongarán durante seis meses. No obstante, el alcalde, Álvaro Burrel, anunció ayer que se destinarán medio millón de euros más a las obras de rehabilitación ya que tras el derrumbe del muro del foso y la visita de los técnicos encargados de valorar la situación, el Ministerio Cultura ha decidido doblar la inversión. "Nos satisface y agradecemos su sensibilidad", dijo. Ahora solo falta la confirmación oficial.

Una de las zonas a actuar es el polvorín, sobre el que se levanta la escultura del Sagrado Corazón, y que presenta un aspecto deteriorado fruto de las humedades. Para CHA, el peso de la escultura es lo que está generando estos problemas estructurales en el polvorín y por lo tanto la formación es partidaria de su retirada, "además de tratarse de un elemento que distorsiona en un castillo milenario".

Un aspecto ya advertido en la memoria del proyecto de rehabilitación integral de 2005.  En ella ya se aconsejaba su traslado a otro emplazamiento más adecuado por la mejor conservación de la escultura y, sobre todo, por la preservación de las naves inferiores del castillo, y por tratarse de un "elemento extraño al perfil histórico-militar de la fortaleza".

Desde el PP recuerdan que la donación de la estatua por la industria HNE coincidió en el tiempo con la  declaración de la fortaleza como Monumento Histórico-Artístico Nacional y que  durante siglos el castillo fue un convento para la Orden del Temple y después para los sanjuanistas. "Es decir, su historia tiene un marcado carácter religioso y el Sagrado Corazón de Jesús no desentona en absoluto. Se trata de confundir y engañar a la población al relacionar la petición de retirada con las necesarias y tardanas obras de restauración", subrayan. Los populares consideran que después de casi 75 años es "una seña de identidad propia y un reclamo más para los turistas" y por ello, en lugar de su retirada, piden su restauración e iluminación todo el año.

Etiquetas
Comentarios