Huesca

La Cartuja de Monegros “enamoró” al director de 'Incierta Gloria'

El estreno de la película en Huesca se convierte en un homenaje a los paisajes y pueblos donde se rodó.

El estreno en Huesca de 'Incierta Gloria'.
Álvaro Calvo. DPH

Tras su estreno en Zaragoza, el equipo de la película ‘Incierta Gloria’ ha llevado este sábado la película a Huesca, ya que en esta provincia se desarrolló parte del rodaje. El ‘photocall’ se instaló en el sala Saura de la Diputación ante el que desfilaron decenas de personas para hacerse fotos junto a los protagonistas. El evento sirvió para que el director, los actores y actrices y el resto del equipo se reencontraran con vecinos que de una forma u otra colaboraron y participaron.

La Cartuja de Nuestra Señora de las Fuentes ha sido uno de los escenarios más reconocidos durante la proyección. Durante casi dos horas el público ha seguido el desarrollo de la película atentamente y la búsqueda para localizar a uno u otro figurante, así como para reconocer paisajes y pueblos ha sido constante. Además de La Cartuja de Las Fuentes y su entorno, en el largometraje hay también otras localizaciones altoaragonesas, fruto de la colaboración y trabajo de la oficina fílmica dependiente de Tu Huesca. Angüés, Alquézar, Casbas, la ruta de Jubierre o Alcubierre son algunos de los lugares que sirven para recrear las escenas de la película, que contó desde el primer momento con el respaldo de la Diputación de Huesca.

Precisamente su presidente, Miguel Gracia, ha agradecido a todo el equipo el que eligieran la provincia de Huesca y en concreto La Cartuja de Los Monegros para rodar esta película ya que “la adquisición por parte de la Diputación de La Cartuja supuso dar respuesta a una demanda de la gente del territorio” y el rodaje de esta película contribuye a la promoción de este enclave monástico que, sin lugar a dudas, cuando finalice la rehabilitación que está acometiendo la institución será un revulsivo para la zona. Miguel Gracia ha tenido unas palabras de sentido recuerdo a la labor y figura de Armando Borraz, diputado provincial y alcalde de Lanaja fallecido el jueves 9 de marzo.

Agustí Villaronga ha explicado que el equipo tiene “dos amores en la provincia: la Cartuja y el pueblo de Angües; así como a todos los vecinos que nos hicieron la vida muy fácil”. “Veniamos buscando un paisaje yermo y al descubrir la Cartuja nos enamoramos de este enclave y está muy utilizada en la película”, ha dicho Villaronga. “Es majestuosa”. “No es una película exactamente sobre la guerra, es más sobre las consecuencias que un enfrentamiento deja en las personas y es bueno que de vez en cuando meditemos sobre esto”, ha explicado.

Para Luisa Gavasa, Agustí Villaronga le ha permitido no solo el reencuentro con su tierra, Aragón, sino ”el volver a enamorarme de un personaje”. Así lo ha dicho en respuesta a las preguntas sobre su papel como tía Olegaria.

Ya sobre el escenario del salón de actos de la Diputación, Villaronga ha dado la voz a Cristina Buil, una joven oscense que participó en el rodaje. Los aplausos han sido inmediatos, al igual que lo han sido cuando el director ha recordado a Armando Borraz, cuya “colaboración fue constante durante todo el tiempo que permanecimos tomando escenas en La Cartuja”.

Etiquetas
Comentarios