Despliega el menú
Huesca

“Mama, quiero ser youtuber”

Dos jóvenes hablaron en Huesca sobre su experiencia en esta red social.

Patricia García y Dehua Sun en la biblioteca Ramón J. Sender de Huesca.
“Mama, quiero ser youtuber”
R. C.

Han desbancado a actores, cantantes o deportistas en la categoría de personajes más influyentes. Los 'youtubers' han entrado en las vidas de millones de adolescentes a través de la pantalla de su ordenador y aunque para muchos de los que superan los 25 años sus nombres resultan desconocidos, las marcas han encontrado en sus cuentas un filón para llegar al público más joven. Muchos de ellos empezaron por casualidad, pero han logrado convertir su afición en casi una manera de vida. De todo esto se habló en la biblioteca Ramón J. Sender de Huesca, en una conferencia que se incluía dentro de los actos por el 14 aniversario del centro, y que contó con dos jóvenes 'youtubers' de la zona, la zaragozana Patricia García, del canal Little Red Read y el oscense Dehua Sun, de Comeo Channel. A ambos todavía les queda lejos poder llegar a vivir de ello, pero ya tienen una amplia lista de suscriptores atentos a cada una de sus nuevas publicaciones.

En el caso de Patricia García o 'Little Red Read' -que se traduciría como Caperucita Roja-, se dedica desde hace cuatro años a recomendar y comentar libros, “con el fin de fomentar la lectura entre el público juvenil”, explica García, de 26 años, que cuenta actualmente con 43.600 seguidores. “Siempre he sido muy lectora y hace cuatro años en la universidad me sentí muy perdida en el sentido de que no podía compartir con nadie mi afición, por lo que decidí abrirme un blog y un par de meses más tarde empecé con el canal de Youtube, que ha ido creciendo, y que me ha permitido conocer a mucha gente con la que comparto esta afición”, relata la 'youtuber'.

En su caso, se dedica prácticamente en exclusiva a su cuenta de Youtube, ya que confiesa que requiere una enorme constancia. “En mi caso, tengo que leer para poder generar después contenido, lo que me roba mucho tiempo. Además de grabar, editar, contestar comentarios... exige muchas horas”, relata.

Su compañero de ponencia, Dehua Sun, se estrenó en 2012 subiendo vídeos sobre el manga, y atesora casi 7.000 seguidores. Lo que dice, no le evitan tener que trabajar, aunque sí que le aporte muchas satisfacciones. “Estando en algunos encuentros que se celebran en grandes ciudades ha habido chicos que me han reconocido y me han dicho que les gustaban mucho mis contenidos. Es muy bonito, llegar a ponerles cara a la gente con la que interactuas con frecuencia a través de Youtube”, asegura este oscense, que cuenta entre su público mayoritario con chicos de entre 15 y 25 años.

A Patricia García muchos de los comentarios que recibe en sus vídeos y redes sociales le dicen que se han leído uno u otro título animados por su recomendación, y eso es lo que más satisfacción le genera. Es un público mayoritariamente femenino, pero también entre 15 y 25 años, el que se interesa por los contenidos que genera la zaragozana.

A la hora de dar consejo a jóvenes que puedan estar pensando en ponerse delante de una cámara de vídeo y crear su propia cuenta, ambos coinciden en señalar tres aspectos como claves para tener éxito en la red: la naturalidad, la originalidad y la constancia. “Es muy importante que uno se muestre como es realmente, que no intente crear un personaje. Ser uno mismo es lo más importante”, explica Dehua Sun.

Tener muy claro que se trata de una afición o un hobby en el que debe primar la diversión y no un negocio, es un aspecto que ambos también destacan. “No puedes empezar pensando que vas a vivir de esto, porque es muy difícil. Hay que ser muy paciente y muy constante”, añade Patricia García. Así, no se atreven a señalar un punto en el que se puede empezar a sacar rendimiento económico del éxito en Internet. “No se puede decir una cifra, ni de suscriptores ni de visitas. Todo depende también de si lo monetizas o no, pero se necesita un volumen muy considerable para llegar a ganar la parte de un sueldo gracias a esto”.

Los dos 'youtubers' coinciden en apuntar que han detectado su propia evolución dentro de la red. “Me da hasta vergüenza ver mis primeros vídeos. Intentaba hacerlo tan bién que no quedaba nada natural”, asegura la joven. Algo similar le ocurre a su compañero de ponencia. “Mi primer vídeo fue con el móvil, sin pensar en la luz. Ahora tengo una cámara y cierta infraestructura para que quede bien”, dice Dehua Sun.

Para seguir evolucionando, atienden cada día a todo tipo de vídeos y cuentas dentro del enorme universo Youtube. “Yo veo tanto vídeos de mi sector, como de otros campos que no tienen nada que ver, pero en los que me fijo para atender a la manera de expresarse o la manera de editar, la iluminación...”, comenta García, mientras que Sun asegura tener en esta plataforma una manera de evasión de sus propios contenidos. “Intento desconectar de mi sector, y aprovecho para ver vídeos de viajes, de reviews de tecnología... cosas que no tienen relación con el manga”.

Etiquetas
Comentarios