Despliega el menú
Huesca

Alcaldes y empresarios urgen soluciones para que las barcas vuelvan a navegar en Barasona

La presencia del mejillón cebra condiciona esta actividad turística, que la CHE ha prohibido hasta que se instale una estación de desinfección para las embarcaciones.

La navegación es uno de los atractivos turísticos de Barasona durante los meses de verano.
Alcaldes y empresarios urgen soluciones para que las barcas vuelvan a navegar en Barasona
Ángel Gayúbar

La existencia de ejemplares adultos de mejillón cebra en el embalse de Barasona, cerca de Graus, impide la navegación en estas aguas. Las embarcaciones no podrán volver a surcarlas hasta que se ponga en marcha una estación de desinfección para su limpieza. El embalse carece de estas instalaciones, lo que genera una gran preocupación en el sector turístico y empresarial de la zona. La Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) impuso esta restricción el pasado mes de octubre, tras comprobar que este especie invasora había llegado al río Ésera. Un reciente informe del control larvario de este molusco en las aguas superficiales (embalses) de la cuenca del Ebro ha reafirmado esta presencia.

Ante la cada vez mayor proximidad de la temporada de turismo veraniego, el Ayuntamiento de La Puebla de Castro –que junto con el de Graus son los municipios por los que se extiende la superficie de Barasona– ha remitido estos últimos días una carta al presidente de la Confederación, Raimundo Lafuente, solicitando una reunión urgente. Se trata de conocer qué actuaciones y permisos se precisan para construir las estaciones de desinfección necesarias para habilitar la navegación en el embalse y a quién corresponde su instalación y mantenimiento.

La alcaldesa de La Puebla de Castro, Maite Bardají, explica que en esta carta "le hacemos llegar nuestra preocupación por la prohibición de navegar por el embalse que, de mantenerse en época turística, puede conllevar unos gravísimos problemas para la economía y la imagen de la zona". Asimismo, le transmiten que la toma de agua funciona perfectamente –en alusión al desabastecimiento sufrido en la localidad el pasado verano– y le agradecen el trabajo realizado para el suministro de agua mientras persistió el problema. "También le recordamos su compromiso de habilitar una captación suplementaria a la ya existente", añade.

Muchas llamadas

En relación a la prohibición de navegar en el embalse, Bardají apunta que el ayuntamiento recibe muchas llamadas de empresarios y particulares interesándose por si la restricción sigue en pie. "Es una situación que nos perjudica a todos y por eso hemos solicitado de la CHE que nos expliquen qué características debe tener la estación de desinfección necesaria y si se va a subvencionar su construcción de alguna manera desde el organismo intercuencas o si tenemos que buscar financiación por otras vías", apunta la alcaldesa. Recalca que los ayuntamientos y los empresarios de la zona están "abiertos" a buscar soluciones conjuntas pero "estas deben llegar cuanto antes" porque la Semana Santa y el verano están "cada vez más cerca" y para entonces ya debería existir una solución que permita poder utilizar turísticamente el embalse.

La presidenta de la Asociación de Empresarios de Ribagorza, Marta Balaguer, apunta que esta situación ya está empezando a tener efectos negativos sobre la economía de la comarca, ya que varios proyectos empresariales que querían instalarse este verano en el entorno de Barasona han anunciado que no lo van a hacer. "La presencia de mejillón cebra supone que sus barcas puedan quedar inmovilizadas y en estas circunstancias no se van a arriesgar mientras no exista una estación de depuración", señala.

Balaguer demanda información oficial "lo más urgente posible" sobre cuándo se va a construir esta instalación y cómo se va a pagar y mantener.

Por su parte, el empresario de turismo activo José María Martínez, director de Ésera Aventura, entiende que el tema está "paradísimo" y urge la toma de medidas porque "empezamos la temporada dentro de nada". Reconoce la "intranquilidad" del sector turístico y considera que es "más que necesario" que empresarios y ayuntamientos se empiecen a mover conjuntamente. "El pantano y su explotación turística es una fuente de movimiento económico y social fundamental para la comarca", apostilla.

Un sola estación

Respecto a las características de la estación de desinfección, Martínez se inclina por que se instale solo una para dar servicio a todo el pantano: "Tiene que haber una única planta para evitar problemas y la gestión tiene que ser lo más simple posible porque el embalse no es tan grande".

El alcalde de Graus, José Antonio Lagüens, recuerda que Barasona cuenta con tres embarcaderos, dos en la orilla derecha –dentro del término de La Puebla de Castro– y otro en la Base Náutica de Graus, en la orilla derecha. Todos tienen una notable actividad en verano y las embarcaciones con base permanente y exclusiva en Barasona "no deberían tener impedimentos para navegar por sus aguas", señala. Según dice, "una prohibición temporal no sirve de nada cuando ya está aquí el problema".

Además, Lagüens afirma que es necesario revisar la normativa en cuanto a prevención porque "tenemos aquí el mejillón cebra y no hemos sido la gente la zona quienes lo hemos traído".

Etiquetas
Comentarios