Despliega el menú
Huesca

Gastronomía

Ascaso quita los colorantes artificiales a sus 'macarons', que se cuelan en las pastelerías de El Corte Inglés

La pastelería oscense ha reeditado la receta, haciéndola “más natural”.

'´Macarons' de Ascaso.
Ascaso quita los colorantes artificiales a sus 'macarons', que se cuelan en las pastelerías de El Corte Inglés

Pueden tener forma de corazón estos días con motivo de la celebración de San Valentín o sabor a albahaca en agosto coincidiendo con las fiestas de San Lorenzo, pero lo que seguro no tienen los ‘macarons’ que salen del obrador de Ascaso son colorantes, conservantes ni aromas artificiales. La pastelería oscense ha reinventado la fórmula de estos dulces hasta eliminar por completo cualquier pigmentación artificial, “sin que ello afecte a sus característicos sabores”, aseguran desde Ascaso. En lo único que repercute esta nueva forma es que conlleva una tonalidad más clara en su presentación final.

“Los ‘macarons’ son ya un dulce universal, singular por su sabor, pero también por sus colores. Esto hace que normalmente, sea necesaria la coloración artificial. En nuestro caso la usábamos en un pequeño porcentaje, pero siguiendo nuestro principio básico de ‘gourmandise raisonnée’, hemos trabajado para depurar la fórmula al completo”, explican desde el obrador de la afamada pastelería.

Esta nueva fórmula y los principios que representa ha sido determinante para que el Corte Inglés incluyera estos ‘macarons’ en la oferta de las zonas de pastelería de todos sus supermercados de España. Será por tanto, más fácil acceder a estos dulces con sello oscense, que ya se pueden encontrar en los establecimientos de Huesca, Zaragoza y Madrid, así como en la tienda online de la que dispone la pastelería. (www.pasteleriascaso.com).

En todos estos lugares se encontraran en la nueva presentación diseñada, acorde a la nueva fórmula. “Este nuevo packaging sigue las últimas tendencias, en los que se denomina ‘honesto’, atendiendo a que es sencillo y transparente, consecuencia del creciente interés por conocer los procesos de producción y el origen de lo que se consume”, aclaran desde Ascaso, identificando con esta idea los propios principios empresariales que rigen su empresa familiar.

Las indicaciones del afamado pastelero francés Pièrre Hermè sirvieron como inspiración hace ya 24 años para crear los ‘macarons’ de Ascaso, que se presentan en cinco sabores: fresa, limón, vainilla, chocolate y café. “En todos se mantiene la receta original, que consiste en almendra, azúcar y huevos en el ‘macaron’ y relleno de crema de mantequilla mezclada con el sabor que corresponda: bien puré de fresas naturales, de limón, vainilla bourbon, café y ganache de chocolate Manjari de Valrhona 64% de cacao”, enumeran desde la pastelería. “Lo único que cambia es que la pigmentación de la pasta se potencia con colorantes naturales que para nada afectan a su sabor: cúrcuma, remolacha, carbón vegetal, ralladura de limón, chocolate 88% de cacao…”, añaden.

Entre los días 10 y 14 de febrero, a esta oferta se añaden los ‘macarons’ en forma de corazón de San Valentín, que también se elaboraran siguiendo la nueva fórmula. “En esta ocasión, serán ‘macaron’ de frutos rojos rellenos de dos sabores diferentes: ganache de chocolate rubio Dulcey y ganache de chocolate Jívara con frutas del bosque”, aclaran. Las vitrinas de Ascaso también se llenarán de creaciones especiales de bombones con motivo de la fiesta de los enamorados.

Inauguración de su nuevo obrador

Además de estrenar nueva fórmula en sus ‘macarons’, Ascaso también inaugurará en los próximos días su nuevo obrador, que se ubica en la plataforma logística Plhus de Huesca. Las nuevas instalaciones cuentan con dos plantas, que suman 1.680 metros en total, y en las que contarán con la última tecnología del sector. “El objetivo es optimizar la capacidad de producción y distribución, tanto nacional como internacional”, explican.

La presentación del obrador se llevará a cabo la última semana de este mes, con un acto en el que se hará un claro guiño al libro ‘Charlie y la fábrica de chocolate’ de Roald Dahl, en la que cinco niños tenían el privilegio de conocer la fabrica pastelera de Willy Wonka si encontraban un billete dorado dentro de sus chocolatinas. En este caso, los afortunados en poder conocer en primicia la nueva ‘fabrica de chocolate’ de Ascaso serán aquellos clientes que encontraron los billetes dorados que se escondieron en las consiguientes tabletas de turrón durante la campaña navideña.

Etiquetas
Comentarios