Despliega el menú
Huesca

Los hoteles esperan una alta ocupación gracias a la apertura de 200 km de pistas

Pese a que no ha nevado en el último mes, las estaciones de esquí han conseguido ‘estirar’ la nieve para llegar a la Navidad en buenas condiciones.

La Navidad ha empezado con buen ambiente en Formigal.
Los hoteles esperan una alta ocupación gracias a la apertura de 200 km de pistas
aramón

Ha pasado un mes desde las últimas nevadas en el Pirineo, pero las estaciones de esquí han conseguido optimizar este recurso hasta llegar en buenas condiciones a las vacaciones de Navidad, unas fechas claves para el sector turístico, que espera ocupaciones por encima del 80% en los hoteles, con llenos en fechas puntuales como el 31.

Tras el paréntesis del día 25, una jornada para pasar en familia, ayer se volvió a ver afluencia en las pistas, aunque los centros invernales prevén el primer aluvión a partir de hoy. Están abiertos 200 km en los cinco dominios esquiables de Aragón, el 52% de la superficie total disponible. Eso sí, ha habido que trabajar día y noche, con los cañones de innivación y las máquinas pisapistas, para extender el manto desde las zonas más altas hacia las bases, donde escasea.

El buen tiempo y el sol acompañarán los próximos días a los esquiadores, anticipó Jesús Agustín, responsable de márquetin de Formigal. "Si ahora cayera una nevada, se animaría todavía más", añadió. Sin embargo, no hay previsión a corto plazo y solo se vislumbra algún frente para Reyes.

Candanchú y Astún han comprobado los frutos de la unión comercial 100 K que garantiza la práctica del esquí indistintamente en unas u otras pistas con el soporte del autobús lanzadera. "La semana pasado estuvimos fabricando nieve por las noches gracias a las bajas temperaturas. Puede haber sensación de que falta, pero la que cayó a finales de noviembre la estamos estirando hasta la base y se encuentra en muy buenas condiciones", explicó el director comercial de Astún, Andrés Pita.

Aramón es un ejemplo del aumento del dominio esquiable aún sin precipitaciones. Cerler, que ayer cumplía 45 años, ha conseguido abrir todo su desnivel, desde los 2.600 metros del pico Gallinero, donde mantiene espesores de 160 cm, hasta los 1.500 de la base. Habría que remontarse ocho años atrás para encontrar unas condiciones tan excepcionales en estas fechas.

Según explicó Jaime Río, responsable de márquetin de la estación de Benasque, en diciembre "se han seguido abriendo pistas gracias a la fabricación de nieve". Él se mostró "optimista" en cuando a la afluencia de esquiadores en los próximos días, una sensación que comparte la asociación de empresarios turísticos del valle, que espera una ocupación "muy alta, rozando el lleno" hasta los días 6 y 7 de enero, aunque todavía puede encontrarse algún hueco en las más de 6.000 plazas hoteleras. Y eso es, gracias a las buenas condiciones de la pistas de Cerler, aseguró el secretario de la asociación, José Luis Hernández.

En el valle de Tena, la semana de Nochevieja arranca con un 60% de ocupación pero se espera llegar al 80%, según el colectivo empresarial. En momentos puntuales se rozará el lleno, añadió el director general del resort del balneario de Panticosa, que ayer inauguró las termas infantiles y que confía en alcanzar el 90% en sus 240 habitaciones. "Tenemos abierto el Gran Hotel y los dos edificios del Continental", precisó Jesús González.

La Navidad también invita al optimismo en Javalambre y Valdelinares, en Teruel. Empezaron tarde, la víspera de Nochebuena, pero están casi al cien por cien.

Etiquetas
Comentarios