Despliega el menú
Huesca

Bielsa y Portalet mejoran los sistemas antialudes para evitar cierres en la frontera por la nieve

Los pasos a Francia se llegan a clausurar hasta 25 días durante el invierno. El del valle
de Tena colocará antiventisqueros para evitar montañas de nieve de hasta 10 metros.

En el invierno 2012-2013 se alcanzaron alturas de nieve acumulada por efecto del viento de casi 10 metros.
Bielsa y Portalet mejoran los sistemas antialudes para evitar cierres en la frontera por la nieve
venta anayet

El túnel internacional de Bielsa permanece cerrado todos los inviernos entre 10 y 15

días por la caída de aludes en la carretera. Se producen sobre todo en el lado francés, pero en la boca sur también existen vertientes de avalanchas (hay contabilizadas más de 20). La nieve es asimismo un problema en el paso fronterizo del Portalet, donde la media de cierre aumenta a 25 jornadas.

Para minimizar los problemas de vialidad invernal, los dos consorcios hispano-franceses encargados de su gestión prevén una inversión en los próximo años de 9 millones de euros, financiados en su mayor parte por la Unión Europea. El proyecto Securus I, dotado con 4,2 millones de euros para los dos pasos fronterizos, ya está en marcha y se prolongará hasta junio de 2019, mientras que se acaba de presentan la candidatura del Securus II. En ambos casos, la prioridad es la prevención del riesgo de avalanchas, mejorando los sistemas para detectarlas y desencadenarlas.

"El peligro está en la parte francesa, pero nosotros contemplamos la carretera como un tramo único, desde Biescas hasta Laruns, porque si se cierra en un lado hay que cerrar el otro", explica el director de Espacio Portalet, Santiago Fábregas.

En el primer año del Securus I se realizarán los estudios sobre el estado de la carretera, su situación jurídica (la legislación es distinta en uno y otro país) y la afección al medio natural (la parte francesa es Parque Nacional) y se definirán las obras. Asimismo, se contempla la mejora de la previsión del tiempo con la instalación de estaciones en la zona de desencadenamiento de avalanchas, en la carretera e incluso en los vehículos para disponer de una red meteorológica.

A lo largo de 2017 y 2018 se piensa trabajar también en la eliminación de los ventisqueros, ya que uno de los principales problemas es la acumulación de nieve por efecto del arrastre del viento, llegándose a formar montañas de 10 metros de altura.

Se construirán empalizadas de madera que permitirían que se depositara detrás y no llegara a la carretera. "Nos provocan muchos inconvenientes cuando se acumulan en la carretera porque los quitanieves normales no sirven y hay que recurrir a palas cargadoras", precisa Santiago Fábregas. La idea es ensayar también antiventisqueros hechos con árboles a modo de barrera natural.

Otros proyectos pasan por colocar paneles informativos en las carreteras o diseñar una cualificación profesional de operario de vialidad invernal, una profesión no reconocida actualmente, con la realización de cursos en los dos países.

La nieve es el principal enemigo a batir, pero su comportamiento varía por efecto del cambio climático. "Hemos comprobado que en los últimos años el volumen es similar, pero nieva con más intensidad. En 2014/2015 hubo dos tormentas con acumulaciones de 3 o 4 metros de nieve fresca respecto a los 5 de todo el invierno", aclara el director del Espacio Portalet.

Excepcionalmente, el pasado invierno no fue necesario cerrar Portalet ni un solo día. Lo mismo ocurrió en Bielsa. En este paso, las obras también van encaminadas en buena medida a anticiparse a la caída de aludes. Ya se han colocado mástiles para medir la altura y la temperaturas de la nieve, que complementarán el trabajo de la empresa encargada de hacer la previsión de avalanchas. "Permite una medición cuando la carretera está cerrada y es arriesgado subir a tomar los datos. El sistema, denominado Nivexc, ya está operativo en el lado francés y en el español se va a poner en marcha", indica el director del consorcio del túnel de Bielsa, Andrés Olloqui.

La entidad prevé hacer otras obras en 2017, como la compra de material y la formación de equipos de intervención contra el fuego; el arreglo de mallas de contención de piedras en la A-138; y medidas para evitar la entrada de agua en el túnel y los riesgos de tormentas eléctricas. Una de las obras más ambiciosas es la reconstrucción del puente de Ayguesseau, en la localidad francesa de Saint Lary, dañado por una riada. Los estudio previos se harán los primeros años y los trabajos, con cargo al Securus II, confiando en que la candidatura pase el corte y se puedan completar las inversiones.

Etiquetas
Comentarios