Despliega el menú
Huesca

El barrio de María Auxiliadora vuelve a crear el belén mas reivindicativo

La asociación vecinal pide mejoras en su local social a través de una original creación

El belén del barrio de María Auxiliadora de Huesca.
El barrio de María Auxiliadora vuelve a crear el belén mas reivindicativo
R. Gobantes

Como los villancicos y el turrón, en el barrio de María Auxiliadora de Huesca la tradición impone desde hace ocho años que la llegada de la Navidad lleve de la mano la elaboración de un nacimiento de manera artesanal que conlleve una reivindicación para poder mostrar así a la ciudad, y en especial al Ayuntamiento, las carencias que detectan en esta zona de la capital oscense.

La asociación vecinal se encarga de idear y llevar a cabo la creación, con la originalidad por bandera. En este año, su local social, ubicado en la plaza de la Cruz Roja, se convierte en protagonista, para pedir una mayor inversión municipal en el edificio que permita mayor comodidad para los más de 200 vecinos que disfrutan de las actividades que en él se realizan, como apunta Javier Moreno, presidente de la asociación.

“Vemos que nuestro local tiene muchas deficiencias, empezando por la calefacción, ya que el frío es insoportable muchos días», explica Moreno a la hora de dotar de sentido a su creación, que se presentó este miércoles ante los miembros del consistorio oscense. En ella se muestra con detalle el edificio, incluida la plazuela exterior, cuya adecuación está proyectada por el consistorio para acometerla a corto plazo. En ella sitúan las figuras de San José, la Virgen María y el niño Jesús dentro del particular nacimiento preparado por los vecinos.

Recuperan así una reivindicación que ya fue protagonista en el belén elaborado en el año 2010, cuando el local del barrio también fue protagonista de su protesta, en ese caso invadido de pingüinos para denunciar la falta de calefacción. “El Ayuntamiento en ese momento destinó una partida a mejorar la climatización de la planta de abajo. Pero es algo insuficiente, ya que siguen quedando pendientes otras partes, como la zona de niños o la sala de exposición, en la que también hemos detectado muchas goteras. Se planteó seguir con las mejoras antes del final de la legislatura, pero la verdad es que se ha cambiado de equipo de gobierno y

seguimos en las mismas condiciones, por lo que pedimos que se retome”, añade.

En su pequeña maqueta se pueden ver los efectos de la humedad en el edificio, o a los niños jugando al futbolín abrigados ante la falta de calefacción. A pesar de esta

situación, en el local se realizan durante el año actividades de todo tipo, desde deportivas como pilates y yoga, labores de costura, ensayos de jota, reuniones de todo tipo de colectivos, como comunidades de vecinos, o de

iniciación a la informática en una sala de ordenadores.

“Algunas de estas se suspenden durante el invierno, por el frío, que también hace que algunas personas mayores optan por quedarse en su casa durante los meses de invierno”, denuncia Moreno. Antes de llevar a cabo su particular portal de belén reivindicativo para este año, la asociación vecinal ya ha transmitido al Ayuntamiento de Huesca las deficiencias de su local, y este ha mostrado su voluntad de destinar una partida de sus presupuestos participativos a mejorar los locales sociales de los barrios, incluido el de María Auxiliadora. El fin de esta asignación será principalmente la de mejorar la eficiencia energética de los edificios.

Etiquetas
Comentarios