Despliega el menú
Huesca

Detenidos 6 miembros de una red de tráfico de droga que operaba en Huesca y Lérida

Se han intervenido 3.000 plantas de marihuana en el interior de una nave abandonada en la comarca del Bajo Cinca.

 

Agentes de la Guardia Civil han detenido a seis miembros de una red de tráfico de drogas que operaba entre las provincias de Huesca y Lérida, en una operación en la que se han intervenido 3.000 plantas de marihuana en el interior de una nave abandonada destinadas por la banda a su cultivo.

Según informa el Instituto Armado, la denominada 'Operación Takama' se inició el pasado mes de septiembre a raíz de las informaciones obtenidas por los investigadores en relación a la existencia de una nave abandonada en la comarca altoaragonesa del Bajo Cinca que podía ser utilizada para cultivar marihuana.

Las pesquisas llevadas a cabo permitieron identificar a los presuntos integrantes de una organización criminal que tomaba numerosas medidas de seguridad para tratar de ocultar la actividad que desarrollaban en esa nave.

Los agentes comprobaron, tras consultar con la compañía eléctrica que operaba en la zona, que el inmueble disponía de suministro energético a través de un enganche ilegal y que el elevado consumo registrado ascendía a unos 320 euros diarios.

Bajo la coordinación del Juzgado de Instrucción nº 2 de Fraga, los agentes procedieron el pasado día 13 de este mes al registro de la nave así como a cinco domicilios ubicados en las provincias de Huesca y Lérida.

En la nave abandonada, los agentes localizaron más de 3.000 plantas de marihuana, genéticamente modificadas para conseguir un tamaño más reducido y lograr una floración más abundante y una concentración mayor de THC.

Además, la banda había instalado un complejo sistema de iluminación, climatización y riego, así como un secadero con 15 kilogramos de cogollos ya listos para la venta.

La parte inferior del edificio se encontraba en fase de ampliación, mediante el derribo de los tabiques de varias habitaciones, a fin de conseguir una producción masiva de droga.

Entre los efectos intervenidos, se encuentran 147 lámparas halógenas, 69 ventiladores, 12 extractores, 12 aires acondicionados, 6 bombas de aire frío y de calor, dos turismos (uno de alta gama), 2.020 euros en metálico y dos balanzas de precisión.

Los detenidos son tres hombres de la provincia de Lérida de 45,52 y 57 años, así como otros dos de la comarca del Bajo Cinca de 48 y 63 años y una mujer de 23.

A todos se les imputan presuntos delitos de cultivo y tráfico de drogas, blanqueo de capitales, defraudación de fluido eléctrico por un importe total de 142.000 euros y pertenencia a grupo criminal.

Tras prestar declaración, el titular del Juzgado de Instrucción nº 2 de Fraga ordenó el ingreso en prisión de dos de los detenidos y la puesta en libertad con cargos de los cuatro restantes.

Etiquetas
Comentarios